lunes, 21 de febrero de 2011

Historia del VHS en Argentina y el Film to Tape (o cómo llegaba una película en celuloide a un videocassette en tus manos) Reedición 2016:



Una de las cuestiones menos conocidas es el proceso que las videoeditoras utilizaron para que un film hecho en sus gigantescos 35 milímetros (celuloide profesional) se convirtiera en una simple cinta VHS para poner en tu videocassettera, así que a lo largo de este artículo iré explorando todo el trayecto necesario para que se produzca este fenómeno, pero primero es necesario hacer historia:
Desde comienzos de los años 70 una empresa como Sony fue creando una serie de formatos de cinta para uso profesional que sirvieran como reemplazo de las aparatosas máquinas de tape (conocida como cinta tipo A) en la televisión, estas cintas creadas por AMPEX eran de una pulgada (traía una anchura de 5 cm. y en 1.200 metros entraba una hora de programa) lo cual eran grandes carretes para almacenar todo el material televisivo; Sony creó en 1969 la cinta U-Matic de ½ pulgada para utilizar tanto en estudio como en cámaras portátiles, el formato era confiable y de buena calidad para utilizar en los noticieros, entonces de repente la empresa vio la oportunidad de hacer lo mismo para la comodidad del hogar...
Ahora la posibilidad de grabar un programa mientras ve otro canal es posible”, más o menos así rezaba el slogan del Betamax surgido en 1974 basado en la palabra japonesa beta que significa denso, esto debido a la densidad de la cinta ferro en relación a la alta calidad lograda por la rápida forma de grabar los cabezales helicoidales haciendo que solo entraran 60 minutos grabados; pero ni siquiera Sony pudo disfrutar el imponerlo porque rápidamente la Victor Company of Japan (conocida por la sigla JVC) presentó el Video Home System (VHS) en 1976 que se diferenciaba en que entraban dos horas grabadas en NTSC (sistema de color norteamericano y japonés a 30 cuadros) o 169 minutos en PAL (sistema de color usado en la mayor parte de Europa, en ciertas zonas de África, Argentina, Uruguay y Paraguay a 25 cuadros). El material contaba con poco consumo de cinta ya que el tambor del cabezal no giraba a tantas revoluciones por minuto y con la consecuente baja (no mucha) calidad de imagen (240 líneas horizontales contra las 250 del Beta). Ambos formatos se grababan en modo señal de video compuesto como lo hacían el U-Matic y la primera generación del Betacam, esto implica que la señal análoga produzca una calidad buena pero no la suficiente como para lograr una “calidad broadcast” (la calidad de imagen que producen los canales de televisión); De todas maneras a diferencia de la cinta tipo A mencionada antes arriba (el carrete de tape) que usaban los canales en blanco y negro que grababa en modo lineal, Sony ya había tomado como modelo de otras empresas la característica de grabar en forma helicoidal que usaban las cintas tipo B cuádruplex (las que inauguró ATC en el país en 1978 creadas por la tecnología de Bosch Fernseh en Alemania) en los 70 y la cinta tipo C (también de una pulgada, creada por Ampex y Sony en los 80) que consistía en esta forma:
La información de vídeo se graba tanto en el VHS como el Beta en una cinta de óxido férrico (igual al cassette de audio) en trazos helicoidales (oblicuas) y el canal de audio y de duración entre otros datos se hace en trazos longitudinales (horizontales); Igual es claro que hay algunas mínimas diferencias en la manera de grabar (no por lo helicoidal) por la compresión tomando como comparación las cintas de tape, toda la familia del Betacam (el primo del Betamax) y formatos digitales como el DV o las XDCAM/HDCAM, ya que estos constituyen los estándares absolutos en calidad para los medios audiovisuales y no un Beta o VHS.


-Imagen de cómo graba un VHS o Betamax con los cabezales helicoidales simples (no profesionales) aunque eran diferentes entre los 2 formatos porque el tambor del cabezal Sony era más grande que el del VHS, por eso eran incompatibles entre sí ya que el Betamax tenía mejor imagen en grabación.

La guerra entre los dos formatos se hacía cada vez más fuerte durante los inicios de la década del 80 y Sony tuvo que bajarle la velocidad de grabación no una sino 2 veces para que entraran más minutos de grabación con más cinta sin bajar las líneas o cuadros en imagen, pero el hecho de no vender la licencia a otras empresas (con la excepción de Sanyo al comienzo) terminó por sellar su destino: JVC tuvo más interés en popularizar su creación y vendió cantidades de licencia a otras empresas (al final de la década de los ochenta 40 compañías fabricaban cinta VHS contra 12 de Betamax), el hecho de perder regalías por exclusividad lo ganó en penetración de mercado y para 1988 el Video Home System tenía el 95% de las ventas hogareñas y Sony tuvo que asumir la derrota del formato; No así con el Betacam que se creó en 1982 como la alternativa profesional del Betamax y se continúa usando al día de hoy, incluso ganándole en popularidad al Súper-VHS creado en 1987 en su momento con más de 5 generaciones:
• Betacam: usaba la misma cinta que su primo y eran compatibles en los grabadores con la única diferencia que si uno lo ponía en un magnetoscopio Betacam le proporcionaba mejor calidad de audio y video por la mayor velocidad de paso de cinta pero a costa de reducir su duración a solo 30 minutos.
• Betacam SP (Superior Performance): creado en 1986 usaba cinta de metal evaporado en vez de ferro por lo que no era compatible con el modelo anterior y mejoraba su resolución a 340 líneas verticales y añadía dos pistas de audio grabando ya no con video compuesto, sino en forma se señal de video componente de aquí en más generando una imagen más nítida; se creó una versión denominada Large o L de apariencia más grande que el VHS y grababa 90 minutos de cinta. El formato original que era más chico que el VHS pasó a llamarse Small o S. Era el formato favorito de los canales de televisión durante los 80 y 90 en el mundo.
• Betacam Digital: creado en 1993, se impuso muy tarde en parte por el éxito del SP, las cintas S llegan a los 40 minutos y las L hasta 124 minutos de duración.
• Betacam SX: creado en 1996 en respuesta a la lentitud del Digital para lograr usarse en los canales, era la alternativa más económica en grabación comprimiendo la señal en MPEG-2 logrando que el tamaño S guarde hasta 64 minutos y el tamaño L hasta 194.

El inventor del VHS

Ustedes preguntarán ¿para que toda esta data?, la respuesta es simple: para mostrar que las empresas siempre peleaban en ofrecer mayor calidad siempre, al comienzo Sony aterrizó tarde y cada vez que retocaba su invento, JVC también lo hacía: si lanzaba un Betamax con más cinta en la que se podía grabar dos horas, el VHS salía en una versión para usarse en tres horas (T-180); si el mercado recibía al Superbeta en 1985 con una calidad de casi 260 líneas, JVC le salía al ruedo con el VHS High Quality que tiraba una resolución de 250 líneas y a bajo costo, es por esto que para Sony fueron tiempos muy duros y si a algo le faltaba para enterrar el Betamax de los estantes era que en los 80 la industria pornográfica dejó de hacer las películas en 35 milímetros (o sea en película) y las empezó a filmar con cámaras de bajo costo y editándolas solo en VHS haciendo que tuviera más peso a la hora del videoalquiler. Pasando ahora al tema de las ediciones es interesante que los grandes estudios Hollywoodenses notaron muy tarde la ventaja de sacar sus pelis en cinta de ½ pulgada, al comienzo lo miraron como una grave amenaza y comenzaron a atacarlo mediante juicios (Sony se comió varios) por grabar de la tele programas y films que aducían que eso era una práctica ilegal y robo de copyright; pero mientras esto ocurría, productores despiertos y con ambiciones de ganar fortunas idearon que en estas cintas se editaran legalmente títulos de todas las pequeñas y medianas productoras, es así que se fueron creando las videoeditoras en el mundo comenzando con Magnetic Vídeo Corporation en 1976 (luego propiedad de la compañía Twentieth Century Fox en los ochenta) mientras que el multimedio británico Thorn-EMI (que ya estaba arrasando en su propio país) se instaló en USA como el segundo sello editor en 1978.
Las películas clase B hechas con poco presupuesto y algunas A vendidas en cinta fueron un suceso inesperado mundial teniendo en cuenta que en los primeros años las cintas se alquilaban y vendían como agua (aquí paso algo similar desde 1986) haciendo que muchas empresas salieran a realizar films con tal de ganar dinero; los videoclubes florecían como hongos y al comienzo te daban hasta la posibilidad de alquilar hasta el propio grabador o reproductor para instalarlo en tu casa. En argentina algunos empresarios y las empresas locales que traían las películas de EE.UU. y Europa para distribuirlas en las salas cinematográficas vieron el gran negocio de lucrar y recaudar más dinero en vez de atacarlo y comenzaron a apostar por el formato hogareño desde 1981 con la creación de algunos sellos como Cine Video (de Dardo Ferrari), Richard Home Video y Video Blue por nombrar algunos conocidos para editar los primeros títulos en VHS. En 1984 sin que haya ninguna “guerra entre formatos” se decidió dejar el VHS como formato único en el país y comenzar a regular el mercado del incipiente negocio del alquiler y los videoclubes con la Ley 11.723 y el artículo 172 del código penal. Mientras tanto, las pocas cintas Beta que llegaron a editarse entre 1984 y 1985 por las primeras videoeditoras fueron un fracaso porque nadie usaba esa cinta y para colmo en el país se había traído el Video 2000 usado en Europa (creado por Phillips y Grundig en 1979) como formato competidor en las grabaciones hogareñas; las cintas vírgenes del Video Compact Cassette (como también se lo llamaba o sistema 2X4), que tenía la capacidad de grabar muchas más horas ya que contaba con dos lados de grabación al dar vuelta el cassette, era más factible de encontrar en una casa argentina si no se tenía el VHS que un Beta y tampoco lo favorecía el hecho de que el VHS fue creado para PAL/SECAM y NTSC mientras que el Betamax fue pensado solo para la norma de color norteamericana y con serias dificultades para utilizarse con la norma europea y el sistema local PAL-N de Argentina.

El primer sello en USA.

De nuestros antecedentes: el VHS sin regulación legal:

Como mencioné anteriormente, uno de los primeros en meterse de lleno en el incipiente mundo del video en nuestro país fue Dardo Ferrari a comienzos de los ochenta. Ferrari se había iniciado trabajando en un estudio de televisión color con equipos de proyección de pantalla gigante en el año 76, que eran la única empresa privada que los tenía en el país en ese momento. En 1981 comienza a trabajar en la empresa Cinevideo que fue una de las primeras en trabajar en la edición para video home de películas para el mercado hogareño con el formato vhs, cuando todavía no había leyes específicas para regular la actividad y mucho menos que tuviera alcance popular salvo unos pocos privilegiados que accedieron a comprar de manera importada las primeras videocassetteras. Cinevideo duró solo hasta 1982, momento en que Dardo Ferrari se va del país al aceptar una oferta para trabajar en Estados Unidos dentro de una compañía de distribución de películas al mercado de países de habla hispana. Estando allá se queda hasta 1984 cuando el grupo Coll-Saragusti decide meterse de lleno en el mercado del video home para que llegue definitivamente de manera masiva a todo el país y Ferrari es convocado en el surgimiento de AVH, donde permanecerá por muchos años aportando su capital humano en un cargo gerencial dentro de la empresa.

 
-Presentación de Cinevideo.


El comienzo legal y expansión del mercado: Algunos sellos nacionales destacados:

El grupo Coll-Saragusti, que controlaba el 85% del mercado porteño de las salas de cines, siendo uno de los dos grupos más importantes de ese sector, instaló la primera videoeditora dedicada a lanzar films en video de manera legal en nuestro país: la empresa Argentina Video Home (A.V.H.) en el año 1984, cuyo dueño principal era Luis Saragusti y bajo la administración de Dardo Ferrari, uno de los hombres más entendidos del ambiente del mercado del cine y la distribución, ocupando el cargo de Presidente de la empresa durante muchos años. Luego de ponerse en operaciones armando su importante planta de multicopiado en la provincia de San Luis, es cuando en 1985 la empresa más se agiganta trayendo para su catálogo general varias películas del cine nacional, los títulos de Warner Bros. Pictures, United Artists y los de Cinema International Corporation (CIC), que manejaba las distribuciones internacionales de Paramount Pictures y Universal Pictures a través del previsible nombre de CIC Video, usado también en el resto del mundo hasta comienzos de los noventa cuando cambia el nombre a United International Pictures, que se mantiene en la actualidad (con films de otras productoras norteamericanas y europeas). También en 1988 se asoció con Ledafilms S.A. del empresario Pedro Félix Leda, que en ese momento era un importante distribuidor de series, películas y dibujos animados para los canales de aire y el incipiente (y en ascenso) mercado del cable donde desde 1987 venia editando parte de su exclusivo catálogo en vhs con su empresa Ledafilms S.A. División Home Video; la asociación para editar parte de su catálogo en video solo duró hasta 1989. Más tarde Ledafilms en los inicios de los noventa cambiaría de sello para editarse todo su material bajo Dealer Video.
A.V.H. continuó fortaleciéndose como el principal sello major del mercado local al contar con los grandes tanques hollywoodenses durante la década de los 90, durante el 2001 fue uno de los primeros en apostar por el formato dvd y reeditando parte de lo que había sacado en video e incluso fue uno de los sellos que apostó a las grandes cadenas de videoclubes como Errol’s y Blockbuster ofreciendo ventajas económicas en la venta de sus películas a precios más bajos por cantidad en comparación con los ofrecidos a los tradicionales videoclubes de barrio. Durante el 2011/12 el mercado del video alquiler era ya significativamente inexistente y es el momento en el cual la empresa empieza a tambalear económicamente. En los años posteriores hasta ahora se habla de que ha entrado en convocatoria de acreedores y que el incendio de su enorme planta en la provincia de San Luis no ha hecho más que empeorar su situación. El enorme achicamiento del mercado actual donde solo persiste la poca venta a particulares lo ha llevado a tener que diversificarse convirtiéndose en una empresa que se dedica a vender productos electrónicos y a editar muy poco material en dvd, siendo principalmente cine argentino ya que ha perdido las licencias de productoras extranjeras.

-El recordado programa de cine y entrevistas Contacto visual conducido por el Presidente de AVH Dardo Ferrari emitido a comienzos de los 90 por Argentina Televisora Color (hoy en día TV Pública).

-Primera presentación de Argentina Video Home.

-Segunda presentación de Argentina Video Home.

-Presentación de Ledafilms editando en coproducción con AVH.



En 1991 una familia decide crear como empresa pyme el sello Pentavisión (con la presentación sacada de la productora de cine de corta vida yankee Penta Films tapado con el nombre de la empresa local quedando un efecto feo) para que la maneje uno de sus hijos. La empresa Pentavisión además se encargaba de distribuir los títulos en las salas de cine y luego vender los derechos para el formato video, al comienzo muchas de sus películas fueron editadas por AVH que apoyó por poco tiempo al sello, luego Pentavisión se constituyó como videoeditora entre 1992 y 93 para editarse su propio material y el de RDC Films/Radiocom, que para esta época ya había dejado de ser una videoeditora. Radiocom hacía todo el proceso de multicopiado, edición de las carátulas y de los videocassettes para Pentavisión con su clásico color bordó hasta la desaparición de la empresa.

-El logo del sello Pentavisión fue “tomado” de la productora Penta Films.


En 1985 Héctor Emilio Olivera y Fernando Ayala dueños y realizadores de la productora local Aries Cinematográfica Argentina que distribuían en territorio nacional no solo sus propios films en cine sino también títulos extranjeros, comienzan a interesarse en el negocio del video para el mercado del alquiler y crean una empresa editora por lo que se constituye Legal Video Sociedad Anónima a comienzos de ese año. Ayala no ocupó un cargo relevante y no fue parte de la nueva sociedad como si lo tenía en Fernando Ayala y Héctor Olivera Sociedad Anónima Comercial, Industrial, Financiera, Inmobiliaria, Agropecuaria, Representaciones y Mandatos donde ocupaba el cargo de Presidente mientras que Olivera era el Vicepresidente. Los Directores eran María Cristina Eechebehere de Olivera y Alberto JE. Zimmermann mientras que el Síndico Titular fue Elías Mejalelaty y Jorge Augusto Alonso el Síndico Suplente. Esta sociedad se creó como un desprendimiento de esta pero en Legal Video quién ocupaba un rol mayor era el productor ejecutivo de los films de Aires Luis Osvaldo Repetto.
El sello Legal Video S.A. se encargaba de editar todo el material que manejaba Aries en los cines, el propio y el del extranjero representando a las empresas Orion Pictures Corporation, Producers Sales Organization (PSO), De Laurentiis Entertainment Group y Carolco Pictures entre otras productoras independientes, incluso el éxito de la videoeditora hizo que se diversificara en 1986 teniendo una división infantil llamada Video Niño dedicada a editar dibujos animados aunque solo llegó a sacar muy pocos títulos. En 1985 los mismos dueños crean otra sociedad llamada Videoman Internacional S.A. que se encargaba de editar la mayoría del catálogo de films de MGM/UA Home Video, incluso sus productos para televisión y dibujos animados. Ya en la segunda mitad de 1986 Legal Video consigue expandirse nuevamente porque también consiguió la licencia de la videoeditora yankee CBS/FOX Video (formada en USA en 1983 luego de la separación de la CBS de su socio MGM en las ediciones en video que había comenzado en 1979) para editar los títulos de Twentieth Century Fox y de otras productoras independientes manteniendo su nombre en las cajas de color negro (sin usar las comunes de color celeste), presentación incluida propia y las etiquetas de los VHS realizadas en color dorado.
La videoeditora se mantiene como uno de los principales majors del mercado y en 1987 cuando los problemas financieros empezaron a atacar la productora Aries, los dueños deciden buscar nuevos socios para la empresa, es por eso que se constituye la reciente sociedad llamada Gativideo S.A. que estaba conformada de la asociación de Manuel Pablo Venancio, Luis Saverio Fortunato Scalella, Luis Alberto Scalella y Jorge Horacio Scalella (éstos últimos hermanos); este cambio implicó que se hicieran nuevas presentaciones en los videos de Legal y Videoman con el agregado del nombre Gativideo. Luis Alberto Scalella asume la presidencia de la nueva sociedad (y que en ese entonces durante muchos años también fue Presidente de la productora de cine Argentina Sono Film S.A.C.I. de los hermanos Mentasti hasta los 90) pero hay que aclarar que esto no implica que tanto Legal Video S.A. como Videoman Internacional S.A. por no figurar más en las carátulas desde fines de 1989 desaparecieran, sino que continuaron en funcionamiento como sociedades complementarias de manera interna, hasta que mediante escritura el 21 de junio de 1990 se reformaron los estatutos de ambas sociedades para aumentar el número de Directores Titulares a ocho personas siendo aprobado esta resolución el miércoles 18 de julio del mismo año. Para Legal Video S.A. Manuel Pablo Venancio ocupaba el puesto de Presidente, el cargo de Vicepresidente era de Héctor Emilio Olivera y los Directores Titulares fueron Luis Saverio Fortunato Scalella, Luis Alberto Scalella, Jorge Horacio Scalella, Beatriz Joaquina Monasterio de Scalella, Beatriz María Scalella de Venancio y Luis Osvaldo Repetto; y para el caso de Videoman Internacional Sociedad Anónima el rol de Presidente era de Jorge Horacio Scalella., Manuel Pablo Venancio tenía el cargo de Vicepresidente y los Directores Titulares eran Luis Osvaldo Repetto, Héctor Emilio Olivera, Luis Saverio Fortunato Scalella, Luis Alberto Scalella, Beatriz Joaquina Monasterio de Scalella, Beatriz María Scalella de Venancio. Estos mandatos para las dos sociedades duraban hasta el 31 de diciembre de 1990 y el 31 de diciembre de 1991 respectivamente hasta que finalmente tras ese tiempo los dueños de Aries se separaron de la asociación con los Scalella y Gativideo S.A. se consolidara como la sociedad principal y sello editor. De todas maneras el 2 de noviembre de 1990 se transformaron las acciones en circulación por acciones al portador tanto para Legal Video S.A. como Videoman Internacional S.A. lo que puede haber sido el indicativo de prepararse para la futura venta de acciones por parte de los socios controlantes de Aries Cinematográfica Argentina.
A comienzos de 1991 ya separadas las dos empresas controlantes de CBS/FOX Video en Estados Unidos produce que quede renombrado el sello como Fox Video, por lo que todas las películas de la productora llegan a Gativideo bajo una empresa distribuidora llamada Fabrien S.A. Lo mismo ocurrió con los films de MGM/UA Home Video que de la marca Videoman, ya en ese entonces como un subsello de la editora, luego pasan a la propia Gativideo en 1990, aunque luego del cambio de dueños en USA los films de MGM pasaron a manos de AVH en 1991, pero a fines de la década los vuelve a recuperar (algo similar con los títulos de Orion Pictures que en los noventa los edita LK-TEL por Columbia).
En 1992 los dueños de Gativideo crean un sello hermano para editar películas de bajo presupuesto llamado Intercom Entertainment, que llegó a sacar varios títulos pero que no duró mucho (hasta 1994) y desapareció cuando el mercado del video alquiler se fue achicando, lo que hizo que las películas de bajo presupuesto las editara directamente Gativideo a partir de ese año. La relación directa de Luis Alberto Scalella con el mundo del cine argentino por su posición en el sector hizo que tras la desaparición de Pentha Group S.A (quién era el licenciatario oficial de la división video de la compañía cinematográfica Argentina Sono Film) en 1993, fuera directamente la propia Gativideo el sello que editara en VHS (y posteriormente en formato DVD también incluso en sus títulos más antiguos) todas las producciones recientes que iba realizando Argentina Sono Film. Uno de los datos destacados es que Gativideo como empresa videoeditora en los 90 fue el segundo sello en importancia en nuestro país en volumen de venta y para el mercado de alquiler siendo una de las principales majors.
Gativideo, con Manuel Venancio como último director, finalmente por las bajas ventas y demanda de sus DVD termina con serias pérdidas y desaparece en agosto del 2009, luego de una mudanza a oficinas más chicas, ya en ese entonces también controlantes de Plus Video, en lo que aparentemente habría sido una maniobra de vaciamiento por parte de los hermanos Scalella debido al enorme pasivo que tenía el sello desde hacía tiempo. Es en ese entonces que ante la falta de otra empresa sus representados internacionales quedan en la tarea de editarse los títulos por cuenta propia como eran Walt Disney Home Entertainment y la mencionada Fox y MGM, primero con Blueshine y en la actualidad con The Walt Disney Company (Argentina) S.A. ubicado en Vicente López. Gativideo S.A. tenía su planta de multicopiado en la provincia de San Luis ubicada en la calle Quintana 556 (y desde 1989 en el Parque Industrial Sur entre las calles 106 y 2) al igual que las otras editoras Video España San Luis S.A con su submarca Magnum Golden Video (cuyo dueño era el licenciado Emilio Córdoba), Video Editores Asociados San Luis S.A. y Argentina Video Home (AVH) constituyendo esta última su principal competidor entre los sellos majors o grandes; Esto se debía a las facilidades impositivas que otorgaba la provincia puntana para levantar fábricas y empresas en terrenos de muy bajo costo haciendo que en los 80 muchas empresas abandonaran otras ciudades del país o la propia área metropolitana de Buenos Aires para radicarse allí en grandes hectáreas como parques industriales pero dejando en la capital del país las oficinas centrales para las ventas en todo el país. En el caso de la videoeditora Gativideo primero estuvo, manteniéndose desde la época de Legal Video y Videoman Internacional, con su oficina comercial en la calle Tucumán 2235 del barrio de Balvanera y desde 1989 ya trasladados en la calle Lavalle 1878. Hoy en día la vieja estructura de lo que era Gativideo renació en febrero del 2007 en otra empresa llamada SP Films S.R.L. con otros dueños y que sigue operando hasta la actualidad, además de sus propios lanzamientos en sus comienzos ha reeditado mucho de lo que había sacado en el pasado la marca Gativideo.

-Algunos cuadros de la segunda presentación de Legal Video, si se presta atención a la superposición de imágenes, texto, los efectos y los fondos predeterminados que en la mayoría de los casos tenía la consola de U-Matic, para ensamblar todo esto sumado al audio se estipula casi entre dos o tres días de trabajo debido al lento proceso de la edición lineal.



Otro sello importante del país era Transeuropa Video Entertainment que nació en 1986 en la provincia de San Luis (otra más), la videoeditora era la rama hogareña de Transeuropa Films, una empresa distribuidora de películas para las salas de cine que prontamente, al igual que otros sellos importantes, vio en el negocio del video una buena oportunidad para incursionar y expandirse en sus negocios explotando el mercado del alquiler. TVE desde su comienzo traía films de las videoeditoras y distribuidoras Thorn-EMI, VCL, Embassy Home Entertainment y títulos independientes además de algunos dibujos animados. Durante la década de los ochenta fue uno de los principales sellos en volumen de venta y alquiler del mercado y posteriormente su participación fue bajando (frente a los grandes tanques hollywoodenses que estrenaban tanto A.V.H. como Gativideo) hasta constituirse en los noventa en la sexta videoeditora en importancia en nuestro país.
Por otro lado en 1996 Daniel Parisé, que venía de trabajar para otras videoeditoras decide que es tiempo de armar su propio sello, es por eso que el 26 de septiembre de 1996 se constituye la sociedad S.B.P. Worldwide S.A. donde Fabián Ariel Berias ocupa el cargo de Presidente asi como Alejandro Daniel Parisé tiene el de Vicepresidente, y ambos de manera indistinta tienen el rol de la representación Legal de la sociedad anónima; por último la Directora Suplente era Andrea Cecilia Federico. Desde un comienzo SBP fue editando títulos menores y de clase B, además de producciones europeas y japonesas de terror (cuyo primer logo era un robo vil a la productora Mark Damon Productions o MDP Worldwide).
El 23 de abril de 1999 se produce un cambio importante, donde la sociedad anónima Transeuropa Entertainment Group cambia su denominación pasando a llamarse Global Entertainment S.A. (por los cambios aprobados entre el 8/2/99 y el 7/4/99) siendo continuadora de la vieja sociedad constituida anteriormente como Transeuropa (quedando su logotipo únicamente en las cajas de VHS) hasta el año 2001, cuando TVE cierra ante el achicamiento del mercado y por las ventajas de sus fuertes competidores. Es ahí entonces que el dueño de SBP Parisé le compra la marca a sus antiguos propietarios y se hace cargo de las 2 a través de la empresa Gijef S.A. donde comenzó a manejar TVE-SBP en conjunto. Su casa central en Ayacucho 516 donde operan juntas en el barrio de Balvanera (Capital Federal) está justo al lado de las oficinas de la compañía de distribución U.I.P. (United International Pictures) al que también le siguen editando algunos títulos norteamericanos y europeos. Durante un tiempo SBP también apostó por el mercado de video para adultos (o condicionado) lanzando un subsello llamado Toy Sex, aunque las cajas grandes de cartón (el formato conocido como pornobox) tenían el sello de SBP Worldwide la dirección de su oficina comercial estaba ubicado en la peatonal Lavalle y no compartía el mismo lugar que la oficina central. Desde hace varios años además TVE-SBP se han encargado de editar películas argentinas y recitales, pero en la actualidad TVE ya ha sido discontinuado y solo se mantiene operativo el sello SBP dentro de nuestro pequeño mercado local con nuevo cambio de logo y orientado a editar únicamente películas del género terror.

-Secuencia de cuadros en la primera presentación de Primer Plano Film Group Video/SBP auspiciado por los canales I-Sat y Space y su segunda presentación.

-Logo de SBP y el de la productora Mark Damon Productions (MDP Worldwide), “modelo utilizado" para el crear el primer logo de SBP (irónicamente le llegó a editar algunos títulos).


En 1987 RCA/Columbia Pictures International Video luego de una gran política de expansión a nivel internacional se instala en territorio nacional con el claro objetivo de comenzar la comercialización de sus propias películas y la de sus asociadas en el país, para ese entonces la Columbia Pictures era una propiedad de la multinacional The Coca Cola Company desde hacía unos años y que aprovechó insertarse en el mundo del video hogareño primero en Estados Unidos y posteriormente en otros países. En Brasil lo hicieron con la marca LK-Tel donde la compañía norteamericana la había creado para sacar títulos en ese país con muy buen éxito y en la región, por lo que en ese entonces también había probado sacar algunas ediciones de películas en Argentina con la marca LK-Tel Video S.A. en 1986. Finalmente el 2 de julio de 1987 se inaugura la empresa LK-Tel Video La Rioja S.A. ubicada en la provincia homónima con su propia planta duplicadora trabajando con materiales directos traídos del exterior y logra editar sus; Hay que decir que el director de la empresa era el Dr. Fernando Huberman y René Aparicio el gerente general. Coca Cola rápidamente empieza a interesar a gente de su filial argentina para que inviertan en el negocio, es asi que el empresario local químico Ovidio Astrada que tenía una empresa productora de gas carbónico para abastecer a todos los productos bebibles de la Coca Cola Argentina fue otro de los importantes accionistas durante su primera etapa.
Al año siguiente aparece en el mercado la empresa Newcom S.A. que ideó y lanzó la marca Videomega para editar títulos de segunda línea de RCA/Columbia Pictures International Video. La sociedad fue constituida el 9 de noviembre de 1987 pero su autorización definitiva no se dará sino hasta el jueves 8 de septiembre de 1988, los socios eran Eduardo Gutiérrez, Fernando Héctor Guevara, Héctor Daniel Jacobo Yankelevich y José Luis Morea; tal como lo estipulaba el objeto de la sociedad trabajaron asociado a terceros por lo que era una editora que trabajaba en el mercado bajo expresa autorización y distribución de Video La Rioja S.A. El primer Directorio estuvo conformado por el propio Fernando Héctor Guevara como Presidente, Eduardo Gutiérrez en el rol de Vicepresidente y para el Órgano Fiscalizador Síndico Titular se encontraba Víctor Antonio Rodríguez mientras que el Síndico Suplente fue Enrique Carlos Quadraroli, la representación legal estaba a cargo del Presidente o Vicepresidente en su caso y el domicilio se encontraba en Florida 878. Newcom solo dura hasta 1991 editando films de segunda línea de RCA/Columbia (incluso algunas pocas también de la productora Empire Pictures) cuando la sociedad se disuelve por acuerdo de los socios y por eso es entonces que después se constituye otra empresa editora cuyo nombre de la sociedad fue Video-Omega S.A. En este caso se crea el 4 de junio de 1991 (aunque la sociedad se aprueba el martes 18 de junio del mismo año) y los socios eran Eduardo Novello Astrada, Francisco Carlos Schimpl, Horacio Eduardo Pasman y Valentín Martín Romero; la conformación de este directorio era la siguiente: como Presidente E. N. Astrada y en el cargo de Vicepresidente V. M. Romero donde ambos tenían el poder de representación de forma indistinta, para el cargo de Síndico Titular estuvo Víctor Antonio Rodríguez (el único que provenía de Newcom) y por último el Síndico Suplente era Víctor Ernesto Zachera. El domicilio de la sede social estaba en la calle Tucumán 2131 (el mismo donde vivía Astrada) tercer piso oficina 9 C y la particularidad de Video-Omega S.A. era que además de continuar con la misma línea de películas de la RCA/Columbia Pictures International Video que Newcom también tenía a su cargo se agregaba el catálogo de Vestron Video International por el acuerdo con la empresa y videoeditora norteamericana LIVE Video (que en ese entonces ya la había adquirido) para editarle sus últimos títulos y aprovechando que Vestron ya no contaba con su Video Latino Americano S.A. (sello local donde se había auto-editado su material hasta 1989 cerrando por la crisis financiera propia tras fracasos en taquillas y la de nuestro país).
Esta nueva etapa de Video Omega también era una editora que trabajaba editando en el mercado bajo expresa autorización y distribución pero ya de LK-Tel Video S.A. durante la década del noventa. Hay que decir que ambas sociedades mantuvieron el nombre unificador de Video Omega para sus lanzamientos y funcionaban como si fueran otra marca de LK-Tel pero en realidad trabajaban de manera independiente en su actividad comercial.
Durante los noventa ya con el cierre de la marca RCA y cuando ya desde 1989 Coca Cola vende la división audiovisual Columbia Pictures a la compañía japonesa Sony Corporation, produce que en todo el mundo y por supuesto también en nuestro país, la marca Columbia continúe distribuyendo el material a través de Columbia/Tristar Home Video donde establece nuevos acuerdos en especial en distribuir internacionalmente las películas de Orion Pictures Corporation (reflejado en nuestro país vía LK-Tel) a partir de febrero de 1990 hasta la crisis que obliga a Orion a declararse en bancarrota y con Carolco Pictures (las películas de ambas productoras eran representadas en el país por Legal Video). Videomega desaparece en 1995 (llegando a editar films como Alucinaciones del pasado y El Mariachi) y LK-Tel, con Martín Romero como último gerente conocido, lo hace en abril de 2009 por la creciente venta de la piratería y las descargas de películas en Internet; hay que decir que la videoeditora LK-Tel fue el cuarto sello en importancia en nuestro país en volumen de venta y alquiler. Es entonces que comienza a hacerse cargo la propia Columbia/TriStar Home Entertainment con la marca Blueshine con las ediciones en DVD (con la asociación de Twentieth Century Fox y Disney editando también sus films) hasta su desaparición hace unos años, donde ahora The Walt Disney Company Argentina se encarga de todas estas ediciones al día de hoy. Como un dato importante Columbia/Tristar ha utilizado su propia marca regional LK-Tel también en Chile.

-Logo de LK-TEL utilizado en Brasil y con mejores efectos al utilizado en nuestro país (que era una placa movible)

-Primer logo de Videomega con los mismos efectos y música que LK-TEL rama argentina.

-Segunda presentación de Videomega representando a Vestron Video International.


Plus Video S.A. nace en 1989 y se dedicó principalmente a títulos de drama, acción y policiales, pero mayormente se dedicó a editar material variado de telefilms que en el propio Estados unidos ni salían en video. Su oficina comercial estuvo en la calle Lavalle 1880 y allí permaneció hasta que a comienzos de los noventa pasó de las ediciones con caja de cartón a las conocidas cajas plásticas primero negras y luego a las de color bordó con sus carátulas diseñadas con medidas de seguridad anticopia y etiquetas perforadas.
Para fines de la década del 90 la videoeditora Gativideo se quedó con parte de la sociedad y la marca, pero manteniendo la operatoria de las dos empresas por separado (con mismo diseño para los dvd) hasta la desaparición de este cuando Plus ya le pertenecía a la sociedad Difusión S.A. Por poco tiempo Plus Video tuvo que continuar en solitario hasta que finalmente desapareció del mercado en 2010/11. Además de estar presente en otros países de la región como Uruguay, Chile y Paraguay, ha reeditado algunos títulos en DVD que ya había lanzado Gativideo con su nombre (mientras que la otra parte del catálogo estaba en manos del sello Leader Vision/Yá Música).



Pearce O'Grady Entertainment S.A. se crea mediante escribano público el 4 de febrero de 1991 pero es recién el martes 12 del mismo mes y año cuando se autoriza definitivamente la constitución de la sociedad que arma la videoeditora Apex Theatrical-Video-Televisión. La conformación del directorio para los socios era de la siguiente manera: Beatriz Margarita O'Grady era la Presidente y el Vicepresidente era Rafael Jorge Vilaseca teniendo ambos el poder de la representación legal de la editora en forma indistinta (ya sea el Presidente o vicepresidente); Eduardo Carlos Suñé, el otro socio de Pearce O'Grady Entertainment, ocupaba el cargo de Director Suplente. Apex tuvo su primer domicilio en la calle Tucumán 1567 (el mismo donde vivía Suñé) cuarto piso oficina 29 y posteriormente se trasladaron a la calle Lavalle 2042. El sello es recordado por haber editado el film Alligator de Lewis Teague que durante casi una década permaneció como un título inédito en nuestro país.



Emerald S.A. nace como distribuidora y videoeditora el viernes 24 de mayo de 1991 (aunque bajo escritura desde el pasado 21 de marzo del mismo año) editando mayormente películas del género clase B (Némesis 2, las continuaciones de Phantasm, Popcorn entre otras de terror y policiales clase B). El sello de video home fue creado por Hugo Antonio Tucci mientras todavía era parte de la sociedad de Teleargentina S.A. en su cargo de Presidente (aunque luego continuó con esta con esta nueva editora sola tras su renuncia a la otra empresa); los otros socios también provenían del sello Teleargentina como eran el comerciante Lino Celestino Pérez y el ingeniero paraguayo Ernesto José Montero Pereira. Emerald S.A. entonces funcionó como un hermano menor de Teleargentina durante el tiempo en que Tucci fue parte de la otra editora y también se dedicaba a competir en el difícil mercado del video como un sello independiente. El directorio estaba compuesto de 1 a 5 miembros con mandato de dos años para cada uno y la representación legal correspondía al Presidente o Vicepresidente. Mientras Hugo Antonio Tucci era el Presidente de Emerald y el hombre principal en la sociedad, Lino Celestino Pérez tenía el cargo de Vicepresidente y Ernesto Montero Pereira ocupaba el puesto de Director Suplente.
También el mismo 21 de marzo de 1991 se escrituró a nombre de los tres socios otra sociedad anónima, sin relación aparente con la videoeditora: Internacional División Argepar S. A. aunque no se publicó de manera definitiva su constitución hasta el miércoles 19 de agosto de 1992. Hay que decir que esta empresa, donde cada uno de los socios ocupaban los mismos cargos y representación legal que en Emerald S.A., tenía como objeto comercial “operaciones de compra venta, distribución, importación y/o exportación de todo producto proveniente de la actividad primaria, ya sea en estado natural, semi-industrializado o industrializado” y como hecho destacable era que estaba domiciliada en Florida 890 piso 16, el mismo lugar donde al comienzo funcionó la videoeditora Teleargentina y que era propiedad de Hugo Tucci.
La sede social del sello Emerald estuvo ubicada primero en la calle Maipú 327 piso 6 oficina C y luego estuvo en la calle Paraguay 610 piso 16; posteriormente se mudó a la Avenida Córdoba 1535 planta baja departamento A donde permaneció más tiempo hasta que la videoeditora fue vendida y comprada por E.C.E. S.A. entre fines de los 90 y comienzos del nuevo siglo. Bajo la nueva administración, que manejaba el sello Video Cine Independiente (VCI) desde hacía poco tiempo en el mercado del alquiler, decidió fortalecer sus negocios de distribución al adquirir una empresa con varios años manteniendo la misma línea con la edición de títulos de bajo presupuesto, aunque hoy en día apuesta a producciones más comerciales o de renombre. Los cambios en esta fusión de sellos fueron a nivel administrativo quedando manejadas como Emerald-VCI hasta que al poco tiempo el sello editor vuelve a ser solamente Emerald como al principio; otro cambio en esta nueva etapa es que formó un brazo dedicado a la edición de films condicionados llamado Capitol Hot Video editando con su respectiva caja pornobox en VHS, no así en las ediciones en DVD que salían con caja común como una película estándar. Emerald Video se ha dedicado también a la producción y distribución de contenidos posicionándose dentro del mercado del video con presencias también en Uruguay, Paraguay, y Chile. Durante el 2005 comenzó a editar films en DVD, pero al comienzo se trataban de rips brasileños, debido a un acuerdo de negocios con el país vecino a través del sello Flashstar Video que editaba sus películas tanto con subtitulado en portugués como en español, aunque posteriormente las edito con menúes en castellano y con más extras por la implementación del disco de doble capa en algunos casos. Cuenta con sus ramas Emerald Classic y Emerald Music, además de editar cine nacional, europeo y norteamericano (en muchos casos con ediciones double feature). Ha probado, al igual que los sellos USA, a hacer sus propias películas siendo el caso de "Los Inquilinos del Infierno", aunque la producción de otros títulos nunca se llevó a cabo. La empresa E.C.E. S.A. desde hace varios años ha mudado sus oficinas de venta teniendo su dirección actual en Av. Callao 563 primer piso departamento A y Daniel Pérez fue el Gerente del sello durante muchos años.



El jueves 18 de julio de 1991 se publica la constitución de Pinar Video Home S. A. (siendo escriturada el 5 de julio del mismo año), la conformación del directorio para los socios era de la siguiente manera: el Presidente era Arturo Mario Piccione Thomas, el Vicepresidente Raúl Juan Narice, la Directora Titular que ocupaba el puesto fue María Virginia Roca y la Directora Suplente era María Lourdes Moro, teniendo el Presidente o Vicepresidente la representación legal en su caso. La videoeditora estaba domiciliada en la calle Tucumán 2105 planta baja donde los cuatro socios declararon también que era su domicilio particular y estaba dividido en dos actividades: una la Editorial-industrial para la “edición, impresión, producción, y reproducción de películas de origen nacional o extranjero en los sistemas y/o formatos de videocassette y video disco, su compra, venta, permuta, locación, distribución, importación y exportación”, mientras que la segunda era la Comercial “mediante la compra, venta, locación, importación y exportación de máquinas, equipos y accesorios destinados a la producción y reproducción de películas impresas en los sistemas y/o formatos de videocassette y video disco”. Pinar Video Home se dedicó principalmente a editar cine clásico de Hollywood tanto a color como en blanco y negro.



La videoeditora Kingpin Video Sociedad de Responsabilidad Limitada se crea en 1990, con sede social domiciliada en la Avenida Corrientes 2025 segundo piso y fue un sello conocido por ser uno de los primeros representantes regulares de la productora PM Entertainment Group cuando esta hacía poco que había cambiado su nombre trayendo sus primeras películas de acción al mercado del video, aunque también llegó a editar de otras distribuidoras como IBS; Kingpin Video tenía una división infantil llamada Kingpin Kids donde editó varios títulos de dibujos animados. El 28 de octubre de 1991por modificación de un artículo del estatuto social de la empresa comercial una de las socias principales, Marcela Silvia Scialino, renunció a su cargo de socia gerente tomando el cargo la otra socia fundadora Ángela Alicia Fornelli. Kingpin era una videoeditora que llegó a tener representación en Uruguay distribuyendo sus títulos en el país vecino a través de la marca Kingpin Video Uruguay S.R.L.

-Secuencia de cuadros en la presentación de Kingpin Video.


Target Video Home S.A. fue inscripta el 28 de diciembre de 1990 bajo el número 9874 del libro 108 Tomo A de Sociedades Anónimas, el Presidente de la videoeditora era Horacio Adolfo Arguello y el Vicepresidente fue Miguel Ángel Bianco; el sello entró a operar plenamente recién en el año 91 y se encargó de editar películas producidas y distribuidas por Orion Home Video (films directo a video y telefilms), RGH International, Trimark Pictures (el segundo representante después de AVH), RDC Films (Radiocom), Hearst Entertainment, Carolco Films International Ltd. y Concorde. También Target armó en 1992 una división infantil denominada Target Children donde editó capítulos de Super Mario Bros y ¡Mi pobre Angelito!
El 21 de junio de 1993 por reunión del Directorio del Enrique Emilio Gago renunció a ser Director Suplente de la editora. Posteriormente por reunión de Asamblea Extraordinaria Unánime el día 27 de septiembre de 1993 se ratificaron los nombramientos para los cargos de Presidente y Vice, mientras que Mariel B. Basifico pasó a ocupar el puesto de Director suplente, aunque estos dos cambios no fueron autorizados y publicados hasta el día miércoles 6 de abril de 1994.
El sello continuó editando películas en el mercado hasta que finalmente el 3 de octubre de 1996 en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial número 9 a cargo del Dr. Eduardo M. Favier Dubois y la Secretaria N° 18, a cargo de la Dra. María Fernanda Lesch se dictó una resolución decretando la quiebra de Target Video Home S.A. por sus deudas impagas a varios acreedores; por este hecho se produjeron varias cosas: por un lado llevó a los administradores Arguello y Bianco junto a otros miembros del Directorio a que le entreguen al Síndico designado por la justicia, el Dr. Enrique Daniel Pees Labory, los bienes que tenían en su poder, los libros de comercio y demás documentación relacionada con la contabilidad de la fallida sociedad anónima (y prepararse para la tramitación del juicio fijando para la sociedad un domicilio procesal por pedido del Juzgado), por otro lado los acreedores tuvieron que presentarle a ese Síndico los títulos justificativos de sus créditos dentro del plazo que vencía el 4 de diciembre de ese año, lo que llevó a que el funcionario concursal debiera presentar posteriormente los informes previstos por los arts. 35 y 39 de la Ley de Quiebras los días 21 de febrero de 1997 y 7 de abril de 1997 respectivamente. Al Síndico además se le otorgó el plazo que vencía el 23 de marzo de 1997 para el armado de la constitución del comité de acreedores y del mismo modo se estableció la cita a los socios Arguello y Bianco para que concurran a la audiencia de explicaciones que se fijó para el día 11 de diciembre de 1996 a las 10:00 horas de la mañana en la que tuvo que concurrir el mencionado Síndico Pees Labory. Todas estas novedades se fueron publicando en el Boletín Oficial entre los días martes 12 y viernes 15 de noviembre de 1996.



Otra empresa que distribuía títulos en cines y apostó por el VHS era la distribuidora cinematográfica para salas de cine Transmundo Film S.A. de Juan Carlos Arecco, surgiendo de la asociación con Oscar A. Scarinci el sello Transmundo Home Video a comienzos de 1987. Manejaba los títulos de Management Company Entertainment Group (M.C.E.G.) que administraba Virgin Video del multimillonario Richard Branson, Cannon Films (siendo el tercer representante luego de hacerlo Video España San Luis S.A. primero y Tauro Video después), Lorimar Home Video, Nelson Entertainment y títulos independientes y europeos en su mayor parte; administró varias oficinas en el país (siendo la central en Capital Federal) con sedes en Rosario, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Santa Fé, La Plata, Neuquén, Mar del Plata y en 1992 abrió los centros regionales por zona: en Martínez (norte), Lanús (sur), Ramos Mejía (oeste) y Villa Ballester (noroeste) donde personalmente se podían comprar las películas.
Por otro lado otra distribuidora de películas en cine, la compañía Latín Films S.A., que comercializó títulos para algunos sellos de video principalmente para Videco S.A., sociedad que nació en 1985 y que tenía tanto la marca Argentina Video Films dedicado mayormente al cine nacional como Manhattan Movie para los films extranjeros, cuya dirección estaba en Av. de Mayo 981 quinto piso oficina 501 y del cual por motivos de deuda la propia Latín Films S.A. fue responsable de su pedido de quiebra el 16 de marzo de 1989, algo que se efectivizó el 27 de abril de ese año. A partir de ese año comenzó a editar películas bajo el apoyo en la distribución y ventas por parte del sello editor Transmundo bajo el nombre Latín Video S.A.
Ya en los noventa Transmundo Home Video gracias a la buena performance de sus títulos atractivos tanto norteamericanos como europeos y argentinos la posicionaron como la tercera videoeditora en importancia en el mercado local de ventas y alquiler hasta el cierre de la sociedad comercial que se dio entre fines de 1995 y comienzos de 1996.

-Publicidad gráfica de uno de sus títulos en una revista.


El martes 1 de noviembre de 1988 se publica la constitución de la videoeditora Interfilms Video Home S.R.L. (aunque su fecha de escritura e inscripción en la Inspección General de Justicia fue el 28 de septiembre) a cargo de Elmo José Rafael Legoratti y Gustavo Eduardo Martínez Ragno, donde ambos se designaron como gerentes de la sociedad y la administración, representación legal y uso de la firma social estuvo a cargo de los dos socios pudiendo actuar en forma indistinta cualesquiera de ellos. Interfilms Video Home estableció su sede social en la calle Donato Álvarez 875 piso 7 oficina 22.



Bell Video Grand S.A. es una creación del empresario italiano Pablo Bellini a comienzos de 1987, su apuesta fue hacia el lanzamiento de productos de los más diversos géneros y estilos con su propia empresa luego de trabajar para otros empresarios del cine; también su sello fue otro de los que distribuyeron material de la Empire Pictures pero en este caso los correspondientes a la división video de Charles Band que era Wizard Video y sus oficinas estaban en la calle Ayacucho 516. Debido al éxito decide crear otra empresa el 19 de octubre de 1988 llamada Buena Onda Home Video S.A. que tenía también una división infantil; esta sociedad estaba conformada en su directorio por el Presidente Marcelo Gabriel Wolman y la Directora Suplente era Liliana Bellini de Reale (hija de Pablo), Buena Onda tenía su domicilio en Ayacucho 561 muy cerca de la de Bell Video. El 19 de junio de 1990 se crea un tercer sello denominado Godfather Video Gram S.A. donde en este caso el directorio estaba a cargo de su hijo Alejandro Bellini como Presidente y el propio Pablo Bellini como Director Suplente. Como dato curioso algunas películas que editaba este último sello después podían aparecer reeditados por Buena Onda Video con otro nombre y diagramación.



El mismo 19 de junio de 1990 cuando se crea Godfather Video Gram S.A. también lo hace otra editora de video denominada Trasatlantic Video Gram S.A. que en este caso por similitud de nombre no tenía nada que ver la familia Bellini a excepción del parentesco de los dueños con uno de los socios que manejaba una de las editoras de los Bellini. Los socios aportantes del capital de la empresa fueron Daniel Wolman y Cynthia Alejandra Wolman de Mohadeb ocupando ella el cargo de Presidente de la videoeditora.



La distribuidora Casablanca Films se crea en 1980 y estaba ubicada en la calle Lavalle 2028 primer piso, cuyo dueño y gerente era Francisco “Pancho” Di Silvestro, que decide empezar la distribución de películas de diversos géneros para las salas de cine.
En el año 1985 Di Silvestro se mete de lleno al negocio del video hogareño de con un sello al que llamó Video Top desde 1985, cuyo catálogo era principalmente de cine erótico y XXX para adultos tanto en formato VHS como beta. Video Top cambió de nombre en 1986 por el de Casablanca Video Home S.R.L. comenzando una nueva etapa donde además editaba películas clase B como las de Action International Pictures, Omega Entertainment y también independientes (extranjeras y nacionales), junto al subsello Ícaro Video donde hacía lo mismo con variadas producciones europeas. Como estrategia de marketing en 1988 se contrata a Paula Diagosti, la profesex del programa Noti Dormi conducido por Raúl Portal, para que sea la cara del sello Casablanca para las publicidades en los VHS y de todo el material gráfico para la promoción de los lanzamientos con el eslogan “la editora Hop!”.
La sociedad se constituye como un sello exitoso del video hogareño ya asentado en sus nuevas oficinas de la calle Suipacha 190 5to piso oficinas 503/4. Durante 1986, el año de mayor expansión del mercado de alquiler y venta crea un sello dedicado íntegramente a las producciones condicionadas de alta calidad francesas denominada Prestige Collection. Entre 1989 y 1990 edita lo mejor de los grandes clásicos hollywoodenses con otro subsello: Casablanca Classics, donde ya para ese momento de nuevo había traslado todas sus operaciones de la empresa en la calle Ayacucho 556 hasta el cierre de la sociedad en 1991.


-Secuencia de cuadros en la presentación de Icaro Video/Casablanca Video Home SRL


Vanguardia cinematográfica: Norberto León Feldman en sociedad con el distribuidor paraguayo Carlos Biedermann arman Vanguardia Video Hot en 1987 para dedicarse al segmento de la edición de películas condicionadas, la mayor parte con el catálogo que le proporcionaba Casablanca Films de Francisco “Pancho” Di Silvestro; También ha editado películas no eróticas bajo el sello común Vanguardia Video y hasta llegó a tener una división infantil llamada Vanguardia Video Childrens (sic), teniendo en cuenta que su mayor fuerte era la división para adultos. El 27 de octubre de 1988 Vanguardia cinematográfica S.R.L. cuya oficina estaba situada en la calle Lavalle 2032 tiene un cambio importante en su sociedad, ya que Biedermann transfiere sus acciones cediéndolas a la venta a su socio Feldman su parte mayoritaria y otra parte más pequeña a la mujer de este: Rosa Zasinovich de Feldman; esto hace que se efectivice lo realizado desde el 27 de julio de ese año, donde tanto Norberto L. Feldman como ahora su mujer Rosa Zasinovich sean los únicos Gerentes de Vanguardia.



Radiocom Video S.A. se creó como sociedad en 1986, su tarea consistía en la distribución de películas para las salas cinematográficas y posteriormente editarlas con su propia editora en formato video. Su dirección era tanto en Lavalle 1932 como su planta de multicopiado en Conesa 1003 donde permaneció siempre en este último lugar hasta su desaparición a fines de los 90. En su planta de laboratorio de video contaba con equipamiento de última generación para el procesamiento de las películas y hasta tenía máquinas para armar y procesar sus propios videocassettes virgen de alta calidad con la duración de cinta que la película requería.
Al comienzo editaba material variado de nuestro país como cine de Olmedo y Porcel y musicales entre otras cosas, también llego a distribuir material de la Empire International Pictures de Charles Band cuando Vestron Video dejó de hacerlo y representaba a la editora norteamericana Media Home Entertainment, trayendo su importante catálogo de films como Halloween, I Drink your Blood, Roller Boggie, To All a Goodnight y Assault on Precinct 13 entre otras películas. Durante la década del noventa su división video es dejada de lado y se dedica exclusivamente a distribuir sus películas para otros sellos principalmente a Target Video Home y Teleargentina División Video, fundamentalmente lo que son títulos de la productora de Roger Corman Concorde-New Horizons Films. El 10 de agosto de 1995 se constituye la sociedad Radiocom Films Sociedad Anónima donde en el directorio Rodolfo Dalla Costa es el Director Titular Presidente y Francisco Ángel Turconi ocupa el cargo de Director Suplente, siendo ellos dos los únicos socios de la empresa. Principalmente trabaja en la distribución de material fílmico y editando como una empresa tercerizada del sello y distribuidor Pentavisión en lo que respecta a la edición de los videocassettes y las cajas personalizadas que tenían tanto el logo de Pentavisión como el de Radiocom, con la diferencia que en vez de ser negro como los hacía en los ochenta, éstos eran de color azul claro.



Lucian Films S.A. fue una empresa de distribución de películas para las salas de cine creada por Pascual Condito que rápidamente se afianzó en el incipiente mercado del video en 1986. Primero con el nombre Lucian Films Video S.A. que tenía sus oficinas primero en la calle Riobamba 489 segundo piso oficina D y luego de manera más permanentemente en la misma calle al número 373 tercer piso oficina E. Debido al éxito decide armar un hermano para Lucian llamado LIVE Video, donde esos títulos ya empezaron a ser distribuidos por la empresa Distrivideo S.A. en Lavalle 1905, momento en que también llega a tener una etapa en asociación con Luis Lavalle (Video Scope). También algunas de las películas se distribuían en cine por la empresa Icaro Films S.A. fueron parte de su catálogo y así figuraban en las ediciones en video. Finalmente Condito se constituyó la empresa definitiva Combien S.A. con el que se mantuvo más tiempo tanto para Lucian como para LIVE hasta la segunda mitad de los noventa editando películas de artes marciales y de terror representando también al sello de Roger Corman: New Horizons Home Video. En esta etapa fue sumando otro sello hermano como Gold Video volviendo a figurar de nuevo con su oficina de la calle Riobamba 477, que si bien no duró mucho llegó a editar films de artes marciales, material de Bruce Lee y de Benny Hill, al poco tiempo los lanzamientos planeados para Gold fueron editados por LIVE Video, donde en algunos ocasiones el logo de Gold había sido tapado de la carátula y puesto arriba el nombre de LIVE pero escrito en negro sobre fondo gris. Posteriormente, una vez que Combien S.A. desapareciera en la segunda mitad de los noventa, Pascual Condito siguió relacionado con la distribución de películas armando otra empresa que se haría conocida muy rápidamente: Primer Plano Film Group S.A. con el que proporcionó de distribuidoras independientes varias películas italianas, francesas y españolas, e incluso cine nacional independiente, primero en las salas de cine y luego incluso para otras videoeditoras, pero casi mayormente para coeditarlas, primero en VHS y luego en formato dvd, en conjunto con la videoeditora S.B.P. Worldwide y de las cuales contaban en muchos casos con apoyos de canales de cable como Space e I-Sat.

-Secuencia de cuadros en la presentación de Gold Video (perteneciente a la empresa Combien S.A. que también manejaba los sellos editores Lucian Video y Live Video)


Video Scope fue creado por Luis Lavalle en 1987 y su socio era Pascual Condito (dueño de Lucian Films), donde la editora sacaba material que en cine se encargaba de traer la empresa Lucian Films; Si bien el trabajo se hacía en conjunto con la distribución a cargo de Distrivideo S.A. como sucedía con Lucian y LIVE Video se trataba de dos sellos que funcionaban de manera independiente sin relación uno con el otro. Video Scope también fue otro de los sellos que apostó a producciones italianas mayormente de terror y films de artes marciales como lo hacía su relacionado Lucian Video.



Buelax Video fue la más importante editora de videos musicales en el país, fue creado en 1987 por, el nacido en Estados Unidos y criado en nuestro país, Ralph Haiek que en ese entonces se había transformado en un empresario importante con 4 sucursales propias de Tower Records: una cadena de venta de discos y cassettes de Los Ángeles, al cual le compraba material en vinilo para venderlo en las filiales locales ubicadas todas en la Capital Federal, además de distribuirlo para otras disquerías de todo el país. En 1984 decide comprar varios derechos y licencias internacionales para producir y vender sus propios discos de rock inglés y música eurodance/italodisco de manera local con la marca Buelax Producciones S.R.L., donde la distribución de los mismos los realizaba Distribuidora Belgrano Norte S.R.L. (DBN). Luego de cambiarle el nombre y logo por Buelax Music en el 86 y cuando el proyecto resultaba un éxito es cuando decide armar la rama videoeditora al año siguiente para traer mayormente los mejores recitales de artistas norteamericanos e ingleses, además de compilados de videoclips musicales. El sello dura hasta 1989 donde Haiek decide no continuar debido a que con la hiperinflación de ese año no podía afrontar los costos en dólares de los derechos para luego venderlos en australes. Posteriormente tras su paso por el mundo del video, Ralph Haiek en la primera mitad de los noventa decide meterse de lleno en el incipiente mercado del cable armando y produciendo la filial argentina de Much Music (oriunda de Canadá) donde la empresa Imagen Satelital de Alberto González (empresario creador de Space entre otras señales locales de cable) distribuía y vendía la señal para los mercados internacionales.



Otro sello que dejó su marca fue el de Roberto Sena (reconocido realizador de películas de cine condicionado con su famoso seudónimo de Victor Maytland) llamado Arrakis Films en Video. Durante los últimos años de los ochenta Sena abandonó el mundo de la televisión donde trabajaba para incursionar en el mundo del cine hecho específicamente para el mercado del video, al que le aseguraba un futuro prometedor y para invertir pequeñas cantidades de dinero que generaran muy buenas ganancias; su primeros títulos fueron "Isla se alquila por ahora” (protagonizada por Federico Luppi y Moria Casán), Más Loco que un Crucero (1989) y Héroes Otra vez (un documental no oficial sobre el Mundial de Italia 90 del cual había conseguido los derechos de explotación de todos los partidos con excepción de la final entre Argentina y Alemania, aunque algunas escenas de todas maneras fueron presentadas a expensas de este contratiempo ya que era lo más importante para mostrar) que se constituyó como uno de los videos más vistos de ese año.
Es después de esto que finalmente considera que además de realizar películas también se podían adquirir muy fuertes ganancias teniendo una propia videoeditora, es así que decide armar en 1991 como único dueño el sello distribuidor Arrakis cuya sede estaba en la calle Tucumán 1506 6to piso oficina 602. Arrakis además de ser una compañía de películas del propio Sena/Maytland fue la responsable de conseguir los derechos para traer importantes títulos clásicos del cine norteamericano que no se habían traído hasta ese momento como La ley de la calle y Los marginados (Rumble Fish y The Outsiders de Francis Ford Coppola), Devorado Vivo (Eaten Alive de Tobe Hooper), Muertos Vivos: la batalla final y El día de los muertos vivos (Dawn of the dead y Day of the dead de George A. Romero) entre otras, aunque la más exitosa fue Las tortugas mutantes pinjas (1991) siendo la película porno más exitosa de toda su carrera y de nuestro país.
El miércoles 15 de junio de 1994 Arrakis Sociedad de Responsabilidad Limitada efectivizó el cambio de su sede comercial (que se había producido el 23 de mayo pasado) para mudarse a la avenida Córdoba 1868, 4to piso departamento M y también su actividad comercial, ya que se agrega la fabricación, impresión, compraventa y distribución de todo tipo de ediciones, publicaciones, diarios, revistas y toda otra publicación de cualquier índole y naturaleza. Esto sencillamente tenía que ver con que para ese tiempo Victor Maytland empezó a colaborar con la revista porno llamada Elegostar que traía en cada edición material condicionado nacional en video producido en su mayor parte por la propia Arrakis S.R.L.
Por último a fines de los 90 se mudó a la calle Ayacucho 267 donde el selló despareció para concentrarse exclusivamente en el mercado del cine porno de manera definitiva.



Best Seller Video Home S.A. se constituye el 27 de noviembre de 1990 y los socios fundadores fueron Sergio Alejandro Marañon con el cargo de Presidente de la videoeditora, para el puesto de Vice-presidente Edgardo Natalio Di Tomas, Alberto Jorge Di Tomas en el cargo de Director Titular y finalmente Carlos Ramón Urraco como Director Suplente. El sello tenía sus oficinas en la calle Azcuénaga 75, piso 2 A y fue otro de los importantes editores de material de cine clase B. Al igual que Teleargentina en su segunda etapa, la empresa Masterlab se encargaba del proceso de multicopiado de sus títulos y entre muchos films del género fue uno de los representantes importantes del sello productor Republic Pictures en nuestro país.
Hay que decir que pese a las dificultades del mercado Best Seller se las arregló como sello independiente para perdurar por muchos años, llegando a existir hasta el año 2004/5 cuando cierra la empresa; para ese entonces desde el año 1998 se había cambiado su nombre y logo a Best Seller Entertainment, el domicilio comercial estaba en la calle Jorge Newbery 1733 3er piso departamento A y su Gerente general era Juan Enrique Corbella.



En 1991 la empresa Magnetic Video S.A. (no confundir con la empresa yankee) en la provincia de Catamarca bajo el control de Héctor Otturi crea la videoeditora American Home Video y comienza a sacar películas norteamericanas clase B como Puppet Master, Creepozoids, El asesino de los bloopers, El intruso (Intruder), la multipremiada miniserie Holocausto y las sagas de Faces of Death y Witchcraft siendo las más reconocidas entre otros títulos; el sello contaba con su clásico eslogan en las carátulas de “films made in USA” y pese a lo que pueda parecer este nombre no era ninguna versión local de un sello extranjero sino que era un nombre local. También tuvo casi paralelamente a su cargo otros sellos hermanos como Horror Video y Ninja Video en 1992 dedicados a películas de terror y de exploitation de artes marciales respectivamente pero que tuvieron corta duración. De todas maneras hay que decir que American fue el sucesor de la marca Vestal Video nacida en 1987, la que fue la marca principal que tuvo la compañía hasta 1990, dedicado a los films más comerciales, títulos europeos y dibujos animados.
Hay que decir que tras el cierre del sello apareció en el mercado una pequeña video editora llamada Video Hit Producciones, cuya distribución de títulos estaba a cargo de RyCar S.R.L. en la Avenida Provincias Unidas 6729 (Isidro Casanova, La Matanza) que se encargó de reeditar varias de las películas que la empresa catamarqueña había sacado en el pasado (con algunas excepciones de títulos inéditos), pero con la particularidad de que las etiquetas de los videocassettes eran de color naranja en vez del característico blanco para el fondo aunque manteniendo el nombre y logo de American Home Video; No tengo datos suficientes para saber si el sello era legal o no pero además de mantener las mismas carátulas solo tuvo dos excepciones conocidas, las cuales tuvo que hacerle sus propios diseños con el nombre de Video Hit: tanto para Rostros de la muerte 4 (Faces of Death IV) como para Witchcraft 4, que aparentemente American Video iba a editar como hizo con las entregas anteriores pero tras su cierre en 1993 quedaron sin poder realizarse. Curiosamente el subtitulado de estas películas no parece haber sido hecho en nuestro país sino en un país latino, al buscar información descubro que en Colombia existió un sello llamado Video Hit con lo cual uno puede suponer que American trajo de ese país los masters ya subtitulados y que esta empresa local simplemente editó los masters faltantes respetando el diseño de carátula y sello original colombiano, aunque como dije antes es una posible conjetura ya que hasta el momento no hay información al respecto sobre si este nombre fue pura coincidencia o no.

-Los sellos hermanos de American Home Video


Cosmos Video Home se constituye en su registro el jueves 9 de abril de 1992 como sociedad anónima (luego de gestarse el 18 de marzo del mismo año); en el directorio de la sociedad Carlos Alberto Otero era el Presidente, Eduardo Alejandro Guillermo Carrasco ocupaba el cargo de Vicepresidente, el Director del sello lo manejaba Felipe Pedro Oscar Pisapia mientras que el Director Suplente era Carlos Alberto Tuñón. La dirección de la videoeditora estuvo primero en Crisólogo Larralde 381 primer piso y luego en Avenida Rivadavia 1615 segundo piso oficina 7, al comienzo se dedicó a material de cine clásico mudo aunque posteriormente distribuyó otro tipo de películas norteamericanas de comedia, acción y policiales más comerciales. En principio la empresa no tendría nada que ver con Cosmos Videofilms S.R.L. que se constituyó como sociedad anteriormente, estando situada en la calle Lavalle 2081 y que también como distribuidora le proveía de material fílmico (local y extranjero) para su subsello Miami Video Home y a Tricar Video Home.

-Secuencia de cuadros en la presentación de Cosmos Video Home.



En 1987 se crea Video Clauen, la división video de la empresa distribuidora cinematográfica CLAUEN de Claudio María Domínguez y Enrique Chistik; el nombre de la exitosa distribuidora de films que desde comienzos de la década del ochenta venia apostando a películas del mercado independiente norteamericano y europeo, y cuya traducción de los títulos por nombres en castellano mucho más atractivos (y polémicos en algunos casos) por parte de Domínguez hicieron muy rentable a la empresa con grandes éxitos de recaudación en nuestro país. El nombre Clauen se formó con las primeras letras de los socios y para esa época decidieron apostar también al negocio del video hogareño. Los títulos de Video Clauen además de ser los que pasaban por su estreno en salas de cine también lo eran otros que se lanzaban directo al mercado del VHS como fueron los casos de Neon Maniacs y las películas más exitosas de la productora Troma como El vengador tóxico (The Toxic Avenger), Delirantes radioactivos (Class of Nuke 'Em High) y Tengo un monstruo en el ropero (Monster in the closet).
La oficina de Video Clauen se encontraba en Lavalle 1625 octavo piso.



Hardcore Video Home: No hay muchos datos disponibles sobre esta videoeditora acerca del año de su creación, más allá de que sus llamativas ediciones en formato big box (caja de tamaño mucho más grande que las de cartón o plásticas de alquiler) la hacían un sello destacable en el mercado. Se sabe que Oscar Geniso fue el creador de la sociedad junto a Horacio Basso que ocupaba el cargo de Director de la empresa, situada en la calle Lavalle 1944. Al comienzo se dedicó exclusivamente a dos géneros: el cine de terror y el condicionado para adultos hasta que posteriormente se concentró exclusivamente en este último (y de ahí el hecho de haber elegido el denominado estuche porno box como formato para su catálogo de lanzamiento). Más adelante Hardcore modificó su nombre por el de High Quality Film & Video S.R.L. hasta la desaparición de la empresa del mercado de alquiler.



Video Laser: empresa editora nacida en el año 1986 que fue creada por Carlos Lagos, un empresario que dio sus primeros pasos como dueño de un video club hasta que sintió la necesidad de estar del otro lado en la distribución, compra de derechos y comercialización de películas para el, por ese entonces, mercado en constante expansión del video alquiler. Como Gerente general de la sociedad se abocó a editar mucho material de cine independiente norteamericano y europeo (muchas de ellas de estreno exclusivo para su edición en VHS) de diversos géneros (terror, comedia, musicales, drama, etc.). Principalmente Video Láser fue una de las videoeditoras que también hizo una gran apuesta al variado cine nacional de ese momento, las que tuvieron salida en las salas de cine como material de estreno que tras su paso por el circuito de festivales de cine solo vieron la luz en el formato video.



Ova Films es una videoeditora creada por el Grupo Private Argentina en el año 2000, el sello adulto Private era una de las editoras líderes en materia de cine condicionado, no solo en el mundo, sino también en nuestro país desde hacía varios años. Su excelente desempeño en el mercado de alquiler en los videoclubes locales lo llevó a apostar también en la edición de películas estándar por fuera del porno; su título más reconocido fue el film Phantasm IV: Oblivion de Don Coscarelli y también ha editado algunos films de suspenso. De todas maneras hay que decir que solo perduró hasta el año 2001 cuando dejó de operar tras la crisis económica. A diferencia de SBP pero si igual a Emerald, Ova Films compartía su oficina comercial con su hermano mayor Private, la dirección era la calle Teniente General Perón 1948 3er piso destacándose Oscar Hermida como Gerente general de Private. Como dato curioso el sello competidor de cine condicionado Kowi Sex en ese mismo año 2000 también decidió apostar por el cine estándar creando un subsello editor de cine denominado Kowi Movies dedicado al cine independiente de bajo presupuesto (mayormente telefilms) y que, al igual que Ova, también se cerró en el 2001.



El miércoles 3 de mayo de 1989 se constituye Abac Producciones Video Home S. A. que se hace efectiva como toda sociedad comercial en la Inspección General de Justicia el 6 de abril de ese año; la constitución del directorio de la videoeditora estaba conformada por Radamés Álvaro Álvarez como Presidente, Norberto Luis Beltramino en el rol de Vicepresidente, Daniel Emilio Cutain como Director Titular y los restantes socios Oscar Norberto Álvarez y Darío Bernardo Álvarez (hijos de Radamés) como Directores Suplentes. La administración de la sociedad quedaba a cargo del directorio compuesto por miembros designados por asamblea y con mandato por dos ejercicios como era habitual en este tipo de sociedades comerciales.
La representación legal de la sociedad correspondía al Presidente del Directorio o al Vicepresidente en su caso. El domicilio Social estaba en la calle Boedo 149. Como el resto de las mencionadas videoeditoras tenía como derecho marcado por la ley la compra, venta, distribución, locación, producción y realización de films en videocassettes y todo aquello que guardara relación con la reproducción de imágenes; además de la compra-venta de derechos de películas para video home, televisión o cine entre otras cosas.



Otras empresas dedicadas al mundo del video:

El 6 de octubre de 1988 varios socios arman Boom Video S.R.L., la sociedad de responsabilidad limitada se efectiviza el 7 de noviembre de 1988 y estaba compuesta por Carlos Ernesto Vargas, Daniel José Loiacono, Humberto Benítez de Lugo y Beatriz Carmen Fernández. El domicilio legal se encontraba en José Evaristo Uriburu 406 y se especializó por ser uno de los mayoristas de películas en video para el mercado de los videoclubistas, quienes se abastecían de todos los estrenos de películas nuevas y usadas de todas las videoeditoras del país. Además era un lugar que funcionaba como centro de asesoramiento y financiamiento integral para aquellos que deseaban iniciarse en este mercado instalando su propio video club en su barrio.



Líder Films S.A. fue una empresa creada el 17 de octubre de 1995 y la autorización de la constitución como una sociedad se publicó el miércoles 8 de noviembre del mismo año, los accionistas principales eran Mario Ángel De Pedro, Oscar Rodríguez, Juan Carlos Arecco (el creador de Transfilm S.A. y luego de Transmundo Home Video), Martín Bautista Toledo, Néstor Hugo Kusnetzoff y los ya conocidos hermanos Luis Alberto Scalella y Jorge Horacio Scalella que se sumaron como socios aunque seguían manejando la editora Gativideo; el domicilio social era en la calle Lavalle 2086 y su objetivo comercial era el de la compraventa, alquiler o cesión en distribución de los derechos de películas nacionales o extranjeras, tanto para su exhibición en salas cinematográficas, televisión abierta y/o cable, como para su edición en forma de videocassettes. Aunque el fuerte de Líder Films era la producción y distribución de películas en el mercado de las salas de cine luego tercerizaba la posterior edición en el formato de video hogareño, siendo principalmente la videoeditora Transeuropa Video Entertainment quien le editaba buena parte de su catálogo llegando a representar a productoras como New Line Cinema, Universal Pictures y films de corte independiente.
La conformación del directorio era de 7 titulares y 7 suplentes, elegidos por los grupos de accionistas, por una duración de 2 ejercicios en sus cargos, el Presidente era Juan Carlos
Arecco, el Vicepresidente Mario Ángel De Pedro y los Directores Titulares fueron Silvina Arecco, Oscar Rodríguez, Jorge Horacio Scalella, Luis Alberto Scalella, Néstor Hugo Kusnetzoff mientras que por el lado de los Directores Suplentes estuvieron María Rosa D'Adam de Arecco, Martin Bautista Toledo, Alejandro Daniel Cohen, Leonardo Javier Racauchi, Héctor Emilio Olivera, Manuel Pablo Venancio (los dos últimos provenientes de Legal Video) y Pablo Nicolás Kusnetzoff Dionisi.




Historia de Teleargentina División Video: la mejor editora independiente de cine B

Sin dudas y de manera personal considero a Teleargentina el mejor sello argentino que existió para lanzar películas clase B, muchos de sus títulos hoy en día son clásicos de culto y además también rescato como destacable el hermoso diseño (que se mantuvo con algunos cambios de logo nada mas) para sus cajas de cartón, sus espectaculares publicidades de los próximos estrenos y en algunas ocasiones, además del típico color negro, sus VHS de colores rojo y celeste con pequeñas ventanas que eran de la marca B.V.C. (Best Video Cassette), empresa que era la preferente de la editora en sus comienzos; aunque también utilizó entre otras cintas marca LCH, Scena y Teltron en su última etapa.
El día miércoles 6 de junio de 1990 se autoriza la constitución de Teleargentina S.A. tras su inscripción en el registro público de comercio; la escritura de la sociedad había acontecido el 24 de mayo pasado y la flamante videoeditora estaba conformada societariamente por el empresario Hugo Antonio Tucci de 54 años, la empresaria y Licenciada en Administración de Empresas Mirta Ostrovsky de Tonconogy de 37 años, el Contador público Héctor Daniel Jacobo Yankelevich de 41 años, el empresario Lino Celestino Pérez de 56 años y el Ingeniero Ernesto José Montero Pereira de 43 años. El domicilio de la sede social para la editora fue fijado en la calle Florida 890, la misma dirección donde en ese entonces vivían Tucci, Yankelevich y Celestino Pérez, pero en este caso la oficina estaba ubicada en el piso 16. Este lugar se trataba de la Torre Galería Florida que se destina, incluso hasta hoy, como galería comercial utilizando su planta baja, el primer subsuelo y los dos pisos del basamento de la torre, el resto se utiliza para el uso de oficinas dentro de sus 30 pisos (más otro subsuelo) con 410 m² cada uno; Ubicado en el barrio porteño de Retiro, originalmente se utilizaba como edificio de oficina comercial para la compañía de aeronavegación Air France cuando se inauguró en noviembre de 1964 y fue uno de los primeros grandes edificios en contar en sus pisos de oficinas con calefacción por suelo radiante.
Teleargentina S.A. venía a ser un reemplazo definitivo de otra sociedad llamada Teleamerica (propiedad de Hugo Tucci y Daniel Yankelevich cuando el renunció a la sociedad Newcom S.A. que en ese entonces manejaba la marca de Videomega), que ubicado en el mismo domicilio y piso que este funcionó como sello editor apenas unos meses hasta que se sumaron nuevos socios a este proyecto y que quedará como una de las marcas más reconocida para la edición de películas netamente de bajo presupuesto (aunque llegó a editar un par de dibujos animados y miniseries también), representando a productoras como Image Organization (y sus empresas asociadas como Allegro Films y Westwind Productions), The Movie Group, Cinepix Film Properties, Vision PDG International, New Concorde, Full Moon Entertainment, 21st Century Film Corporation, Cannon Pictures (títulos de la última etapa de Christopher Pearce y Yoram Globus), Promark Entertainment Group, PM Entertainment Group Inc., Trimark Pictures (siendo el tercer representante en el país), Overseas Film Group, Moonstone Entertainment y también a otras productoras independientes. Por otro lado llegó a tener por un corto tiempo la división educativa donde editaba en VHS varios documentales como "SIDA: enfrentemos el problema" “Japón y Shanghai” y "Marihuana Alerta!".
Volviendo al comienzo cuando se creó la sociedad, fue inscripta en la Inspección General de Justicia el 23 de agosto de 1990 bajo el número 5788 del libro 108, Tomo A de Sociedades Anónimas, su capital inicial fue de 3 millones de Australes, el manejo de la administración estaba a cargo de 3 a 6 miembros con mandato por 2 años y el Directorio estaba conformado de la siguiente manera: Hugo Antonio Tucci fue designado Presidente y la que ocupó el cargo de Vicepresidente era Mirta Ostrovsky de Tonconogy, el puesto de Director Titular lo ejecutó Héctor Daniel Jacobo Yankelevich mientras que el Director Suplente era Lino Celestino Pérez, quedando la representación legal y uso de la firma social como una atribución correspondiente al Presidente conjuntamente con cualquiera de los otros directores de la sociedad anónima.

-El emblemático edificio de la Torre Galería Florida y la puerta de entrada de la calle Florida 890.

Su objeto como nueva videoeditora dejaba en claro que se iba a dedicar a “la compra, venta, comercialización, distribución, alquiler, permuta, consignación, leasing, y edición de películas, videocassettes y toda clase de material filmado o grabado, para su exhibición en salas o espacios abiertos, televisión o video, incluso en circuitos cerrados, transmisión por cable o por satélite o por cualquier otro medio creado o por crearse. Importar, exportar, fabricar, producir o elaborar películas, videocassettes y toda clase de material fílmico o grabado, materiales relacionados con los mismos, maquinarias y mercaderías destinadas a tal fin y equipos de filmación o grabación o reproducción. Construir o dar en arrendamiento o tomar dependencias necesarias para la producción de películas, videocassettes o grabaciones y reproducción y exhibiciones. Explotar salas de exhibición y obtener concesiones de explotación de salas de exhibición y de exhibición de materiales grabados o filmados, por circuito cerrado o por cable o por cualquier otro medio creado o a crearse”; lo que esto indicaba era que tenía dos divisiones bien diferenciadas: por un lado la de video hogareño en el que editaba las películas para su posterior venta y alquiler, y por otro lado la división cine que se encargaba de la distribución y colocación de algunas películas en salas de cine, para la televisión abierta y la televisión por cable (donde muchas de sus películas destribuidas se vieron por estos medios durante los noventa).
Luego de probar sacar al mercado un hermano menor del sello llamado Teleamerica durante 1993 (tal cual como se llamaba antes pero con un logo que era igual al de Teleargentina, aunque en las presentaciones reutilizaron el de 1990) con títulos como Dollman y The Borrower, los dueños deciden entre diciembre de 1993 y enero de 1994 crear para su sociedad un subsello llamado MD Video Home, donde su nombre estaba pensado a base de las iniciales de Mirta Ostrovsky y Daniel Yankelevich, debido a la demanda de films en los videoclubes y para ofrecer más títulos al mes (en general secuelas de películas que no había editado como Amityville 93, Return of the Living Dead 3 y el episodio piloto de la serie de Highlander entre otras pocas películas); esto se produce luego de la mudanza de su oficina comercial en la misma calle Florida pero ahora en el edificio lindante situado con el número 878 en la planta baja, ya que Hugo Antonio Tucci había renunciado a la sociedad y era el dueño de la anterior sede social. MD Video Home dura en el mercado apenas un par de meses y termina cerrando por lo que los títulos que se habían prometido como futuros lanzamientos terminaron saliendo bajo el propio sello Teleargentina División Video.
Hugo Tucci al igual que Daniel Yankelevich llegaron a ser presidentes de la empresa con cambio de mandato entre ellos en sus ejercicios del directorio hasta que se retiraron de la videoeditora. El 28 de junio de 1995 la sociedad acepta la renuncia presentada por Yankelevich a los cargos de Presidente y Director de Teleargentina S.A. y también de los Directores Titulares Mirta Ostrovsky de Tonconogy y Humberto Delmás, hecho que se hace efectivo el viernes 28 de julio, así entonces se pudo designar con mandato por 2 ejercicios a Mirta Ostrovsky de Tonconogy como Presidente de la videoeditora mientras que Alberto Sirani pasaba a ser el Vicepresidente; por su parte el propio Delmás quedaba como Director Titular y para Director Suplente Lino Celestino Pérez. Luego el 15 de mayo de 1996 se producen nuevos cambios y renuncias de Directores Titulares y Suplentes como Alberto Sirani y Lino Celestino Pérez, pasando entonces nuevamente a la designación de Mirta O. de Tonconogy como Presidente de Teleargentina S.A. y de Humberto Delmás como Director Suplente. Posteriormente por resultado de la asamblea de la sociedad el día 15 mayo del 96 resolvió aceptar las renuncias del cargo de Directores Titulares y Suplentes a Mirta O. de Tonconogy, Alberto Sirani, Humberto Delmás y Lino Celestino Pérez, por lo que se designó para otro ejercicio consecutivo como Presidente de la sociedad a Mirta Ostrovsky de Tonconogy mientras que el Director Suplente lo ocupaba nuevamente Delmás, aunque esta autorización de los cambios designados en el directorio se demoró en hacerse efectiva, cosa que sucedió recién el miércoles 26 de marzo de 1997. Casi al mes siguiente, el 25 de abril del mismo año, tanto Mirta Ostrovsky como Humberto Delmás renuncian a sus cargos de Directora Titular y Suplente respectivamente dando paso a la designación de Sergio Enrique Tonconogy (marido de Mirta Ostrovsky) y de Edelmiro Otero como Directores Titulares y a Julio Alberto Tonconogy (hermano mayor de Sergio) como nuevo Director Suplente; cargos que fueron efectivizados tres días después, en el caso de Edelmiro Otero también ocupaba el cargo de Vicepresidente de la videoeditora.

-Las distintas etiquetas que fue utilizando la videoeditora a lo largo de los años desde la primera hasta la última pasando por sus subsellos, nótese las distintas direcciones que tuvo Teleargentina al final.

La incorporación del marido y cuñado de Mirta Ostrovsky no era ya una novedad, puesto que entre los tres con otras personas habían constituido a fines de octubre de 1993 dos sociedades anónimas que eran inversoras para la compra, venta, negociación-y suscripción de toda clase de títulos, acciones, obligaciones, y demás valores mobiliarios e instrumentos de crédito, ya sean públicos o privados, así como participación en otras sociedades, ya sea en el país como en el extranjero, entre otras actividades que les dejaba mucha rentabilidad.
La etapa final de la videoeditora se dio cuando finalmente en una Asamblea de Accionistas que se realizó el 23 de septiembre de 1997, con la presencia de las mayorías legales requeridas de sus respectivos capitales sociales, se juntaron los socios de la videoeditora con los representantes de la empresa Chacofi S.A.C.I.F.I., que hasta el día de hoy se dedica al desarrollo inmobiliario en diversos proyectos residenciales y comerciales a nivel local, regional e internacional, más la producción de infraestructura e inversión donde tuvo su gran desarrollo en diversas construcciones trabajando junto al Gobierno Nacional y distintos gobiernos provinciales. Esta compañía que fue fundada por el Ingeniero José Tonconogy (y padre de la actual familia Tonconogy dueños de la videoeditora) proveniente de la ciudad de Resistencia (provincia del Chaco) y el sello editor Teleargentina S.A., que para este momento ya hacía poco tiempo que su sede social se había trasladado nuevamente, esta vez a la calle Lavalle 120 piso 3, resolvieron fusionarse mediante la absorción de la segunda por parte de la primera quedando Chacofi S.A.C.I.F.I. con sede en Avenida del Libertador 602 piso 26 como sociedad subsistente y dando pleno cumplimiento al artículo 83 referido a la Fusión y la Escisión de la Ley 19.550 de sociedades comerciales, aprobado por las autoridades de ambas sociedades en las Asambleas de Accionistas correspondientes donde Sergio E. Tonconogy era el Presidente. Con esta medida Chacofi S.A.C.I.F.I. aumentaba su capital nominal en $ 80.000, resultando el nuevo capital social de $ 100.000; Como último detalle hay que decir que la valuación al 30 de junio de 1997 de Teleargentina S.A. era de un Activo de $ 4.007.682,06 y un Pasivo de $ 3.774.277,73, y que el compromiso previo de fusión fue firmado el 16 de septiembre de 1997, aunque fue publicado la notificación del hecho acontecido recién el lunes 13 de octubre del mismo año marcando este día como el final definitivo de la editora de cine de bajo presupuesto en el mercado del videoalquiler.
Tras su desaparición a fines de 1997 se puede decir que surgen dos empresas nuevas como videoeditoras que continuaron con su misma línea de cine clase B dentro del mercado para alquiler: por un lado el propio Héctor Daniel Jacobo Yankelevich ya desde 1997 intenta continuar con una empresa editora de similares características, hasta manteniendo incluso el mismo diseño para sus cajas de cartón, llamándola Daniel Yankelevich Video; editando películas de las productoras PM Entertainment Group y Norstar Entertainment mayormente pero que cierra sus puertas en diciembre de 1999. Por otro lado, de manera indirecta sin ninguna relación con la familia Tonconogy  pero posiblemente de otros socios que estuvieron en Teleargentina, se crea el sello Alternativa Video Home que dura con ese nombre apenas unos meses para rebautizarse como Magic World Video Home editando películas de varias productoras que ya venían de la época de Teleargentina como Trimark Pictures y PM Entertainment Group, además de algún título de la New Horizons Home Video, pero terminó siendo más conocida por haber sacado las 4 películas de la saga snuff Traces of Death (Los trazos de la muerte) siendo la primera entrega editada con su primer nombre.
La particularidad a resaltar de Teleargentina División Video era el curioso uso de los efectos de consola U-Matic utilizados casi sin repetirse para cada película, desde en como aparecía la señal de ajuste y también hasta antes de que comenzara el film, efecto que se repetía en el cierre cuando aparecía de nuevo la señal de ajuste. Cabe destacar que el logo del sello editor Teleargentina parece estar “inspirado” en la empresa productora Seven Arts, una de las compañías asociadas a la Warner Bros.

-Presentación y algunas imágenes del material promocional para video clubes “Avances Teleargentina” realizado en diciembre de 1994, además de los comentarios del presidente de ese entonces Yankelevich, contiene un reel de trailers con las principales novedades para el año 95.

-El logo que tomó de base Teleargentina fue el de la compañía Seven Arts.



El proceso del repicado

Cuando comencé hablando del U-Matic lo hice por dos motivos: el primero para dar cuenta que es el antecesor del formato Betacam (incluso el modelo del magnetoscopio o grabadora está basado en parte a este) y segundo para explicar una cuestión fundamental ¿Cómo hacían los sellos para editar las películas en VHS? La respuesta está en los comienzos con la propia cinta U-Matic…
Durante los ochenta este formato profesional de video era el más usado en el país y rápidamente fue adoptado por las videoeditoras para usarla como cinta máster por su versatilidad y calidad, pero antes de contar el proceso de repicado (o conversión) al formato VHS primero lo básico: Por ejemplo se crea en al país la empresa XXX que va a editar films en video hogareño, se pone a regla con las leyes nacionales y sale en búsqueda de distribuidoras en EE.UU. contactándose en grandes convenciones que se hacen comúnmente en la propia USA haciendo reuniones con empresarios del medio para traer una copia de la película buscada en su formato original, o sea en celuloide de 35 milímetros; el acuerdo con la gente encargada de hacer las negociaciones te “prestaba” una copia fílmica para explotar en el país pero el contrato estipulaba un plazo fijo para devolverla al país de origen. Ya con la copia aquí luego del viaje, en la empresa se comienza a pasarla por un proyector de cine conectado a un sistema complejo de máquinas que “arreglan” la imagen escaneándola y reprocesan el audio para hacerle la bajada a la cinta de U-Matic. Parte del proceso incluía el encuadrar el formato 2.35:1 (Widescreen) que utilizaba el cine para adaptarlo al 4:3 de la televisión (Fullscreen) y aquí ya empieza un problema ya que con esto se perdía entre un 20 y un 25% de imagen visual que ocasionaba ver menos que en el cine, se sincronizaba el sonido original (que se grababa en un canal aparte de la imagen para lograr mayor calidad sin escucharse bajito o desfasado) en sonido HI-FI; este no era más que un sonido estéreo de aceptable calidad que se impuso como el más usado en el mundo (en la propia Estados Unidos algunos sellos sacaban los films con filtro Dolby System con reducción de ruido, cosa que nunca se impuso por estos lados porque la cantidad de modelos de videograbadoras o reproductoras de cinta VHS que incluyeran eso se contaban con los dedos de una mano.

 
-Modelo VCR U-Matic SP Sony VO-5800P.

-Cinta profesional U-Matic SP marca Sony.
 
Una vez que se conseguía la bajada se procedía a seguir editándola con el magnetoscopio de U-Matic, en base al montaje se usaban las editoras con sistema A/B ROLL que luego se usaron también en el Betacam. Para armar el master se le agregaba una señal de ajuste que servía para ajustar los colores que se veían en nuestro televisor o ajustar el tracking (corrector de imagen) en forma manual o automático según el modelo de reproductor/grabador, la presentación de la videoeditora, otros estrenos, etc.; Pero teniendo en cuenta de que se trataba de edición lineal esto llevaba una cantidad de tiempo inmenso en editar cada minuto de cinta y había que tener paciencia (el mismo proceso sucedía cuando en los 90 el U-Matic fue reemplazado por el formato Betacam SP para hacer la cinta matriz, hasta la última época ya con el Betacam Digital). Luego de terminar con toda esta tarea titánica, donde primero hay que decir que el U-Matic durante mucho tiempo se grabó en Low Band y luego en High Band (lo que significó producir masters de mucho mejor calidad que los anteriores), se procedía a llevar la cinta matriz o master a otra máquina para agregarle los subtítulos; esto lo podía hacer el propio sello o tercerizarlo a otra empresa, quien por lo general también contaban con equipos de multicopiado si el editor era una pyme que no contaba con tanta inversión y maquinaria sofisticada (los sellos grandes tenían edificios grandes donde poseían todo en un predio sin darle nada a otra empresa).

Asociaciones nacionales de Video:


-Publicidad gráfica de 1986 donde la U.A.V. anuncia el lanzamiento de las estampillas.

Como dato extra las videoeditoras nacionales inicialmente se agrupaban en dos asociaciones que representaban a la industria argentina del video hogareño: la primera era la U.A.V. (Unión Argentina de Video) que se creó en 1986 y era la más importante de las instituciones ya que se encontraban las grandes empresas o majors del mercado (AVH, Legal Video/Videoman/Gativideo y Transeuropa Video Entertainment por citar algunas) y más tarde se sumaron algunas editoras independientes, que fomentaban desde el comienzo una fuerte campaña contra las copias truchas que pudieran circular en el mercado, es por esto que desarrollaron en ese mismo año 86 un convenio con el Estado a través de la casa de la moneda para incorporar a todas las cintas que se produjeran una etiqueta hecha con un papel especial como las que usan para fabricar los billetes. En la impresión traía escrito un código de siete números (posteriormente reducido a seis a fines de los 80) y una letra únicos para cada VHS sin repetirse; el estampillado constituía una garantía ya que si se rompía perdía valor la copia original y era imposible de duplicar. La vieja U.A.V. el 23 de agosto de 1990 se une con los sellos que sobrevivieron del cierre de A.V.I.A. tras la crisis inflacionaria del 89/90, cambiando su nombre por Unión Argentina de Videoeditores y el 26 de junio de 1991 la nueva U.A.V. recibió la Personería Jurídica a través de la Resolución I.G.J. N º 000438 como asociación sin fines de lucro, aunque muchos otros sellos pequeños se mantuvieron por fuera de ella.
En la actualidad continúa reuniendo a los pocos sellos editores que siguen en pie y ha estado presente en defender la industria nacional atacando a la piratería a través de la colocación de un sticker con holograma en las cintas de VHS durante la década del noventa (lo mismo en las tapas de cada DVD hoy) cumpliendo la misma función del estampillado que se ponían en los viejos VHS durante los 80, como por ejemplo el ya clásico “holograma con la cara del pirata” que tenían las películas para representar la anti-piratería y el uso de originales.
¿A qué se debía esto?, el principal problema era que los dueños de los videoclubes en algunos casos no compraban tantas copias de una determinada película porque buscaban abaratar costos dentro del negocio y para responder a la demanda del público se ponían ellos a copiar la película en el local (o en casa) comprando varias cintas vírgenes; les colocaban una etiqueta genérica o copiada a fin de poder alquilarle a mucha más gente y tener un continuo stock. Hay que decir que los precios de una cinta original oscilaba entre los $40/45 a $60 + IVA (imaginen el precio en dólares con el 1 a 1), mientras que una copia pirateada se podía conseguir en el mercado hace 12 años atrás por ejemplo a $25. Por estas prácticas desleales era que se trataba de informar al cliente sobre el producto que se consumía, lo mismo hacían algunos sellos colocando entre las propagandas una presentación que explicaba que si el holograma no estaba presente en la etiqueta del sello era que se trataba de una copia trucha. Otra práctica para combatir la piratería fue el uso de cassettes VHS de color (amarillo, azul, rojo, bordó o rosa) con la subsecuente misma aclaración por parte de la videoeditora antes de empezar el film; en ambos casos se le exigía al consumidor que en el videoclub pida al empleado o dueño por los originales para no ser engañados con cintas de baja calidad.

-Publicidad del estampillado de la UAV utilizado en la década del ochenta.

-El estampillado en el VHS de Terminator y secuencia del primer holograma del pirata en una cinta AVH.

-Segundo modelo del holograma del pirata y el último sello con el logo U.A.V. utilizado en todos los VHS editados a comienzos del siglo.

-Institucional de AVH promocionando una película grabada en un cassette salmón marmolado que lleva el holograma del pirata como original.

-El logo de la asociación y el holograma utilizado en los DVD.

-Ejemplo de tres estampillados de la U.A.V. con el agregado de tres diferentes estampillas propias del sello Transeuropa de diferentes épocas.

-Distintos modelos de estampillas de la U.A.V. a lo largo de los años.


La segunda sociedad y que luego terminó desapareciendo fue A.V.I.A. (Asociación de Videoeditores Independientes de la Argentina) donde se reunían marcas como Transmundo Home Video, Pentha Group, quien manejaba la marca Argentina Sono Film Video, Lucian Video, Plus Video y Paris Video Home entre otras; esta agrupación fue una respuesta frente a las editoras majors y tuvo su actividad de asociación funcionando un corto tiempo ya que se disolvió a comienzos de los noventa cuando las videoeditoras que lo nucleaban fueron cerrando. De todas ellas solo habían quedado Transmundo y Plus Video que posteriormente se incorporan para ser parte de la nueva Unión Argentina de Videoeditores. La A.V.I.A. para combatir la piratería, al igual que la otra asociación de video, diseñó una etiqueta hecha con un papel especial que contenía un código alfanumérico de 8 caracteres, representados en seis letras en imprenta mayúscula y dos números que no eran consecutivos y que además variaban en orden según cada VHS; el estampillado tenía además en cada costado un asterisco y a diferencia del de la U.A.V. también se lo podía encontrar en las cajas de video con la palabra “envase” en vez del característico “original” que acompañaba el nombre de la asociación en las cintas de video.

-Ejemplo de una película de Transmundo Home Video/Latin Video donde tanto el cassette como la caja tienen el estampillado de A.V.I.A., manteniendo en los dos casos el mismo código alfanumérico para dar cuenta que a ese envase o caja le corresponde esa cinta de video.

-Distintas estampillas de la A.V.I.A. con diferentes códigos de letras y números.

-Algunas etiquetas propias de videoeditoras y sello que marca estreno directo para el video hogareño.

-Placa de Legal Video y la de Gativideo anunciando las novedades del siguiente mes.

Los gráficos hechos en islas de edición U-Matic para las presentaciones de las videoeditoras eran los estándares de la época, casi siempre se utilizaban las imágenes predeterminadas que traía la propia consola y los efectos lineales se seleccionaban desde una caja de efectos;
Al comienzo la práctica de usar imágenes escaneadas superpuestas con imágenes de archivo era muy frecuente (incluso se utilizaron efectos de cine en algunos sellos) pero ya al comienzo de la década del noventa las nuevas tecnologías de magnetoscopios (y para el final el uso del formato Betacam Digital) permitieron que sean reemplazadas con efectos y gráficos más digitales y con edición no-lineal. Lo que sigue son algunas presentaciones de algunas videoeditoras (imágenes de archivo cortesía de RaroVHS y algunas de Guillermo Martínez):

-Logo de la segunda presentación de Ledafilms que administraba su material editándolo bajo su marca Dealer Video en los 90.
 -Secuencia de cuadros en la presentación de Telecinema Video Home.
 -Secuencia de cuadros en la presentación de Renacimiento Video Comunicación.
 -Secuencia de cuadros en la presentación de Enciclopedia Popular/Conozca Mas.
-Presentación de KAF Video Producciones/ARBA Video Films. Empresa distribuida por Mirage Video.
-Presentación de Lexus Video Home/Hotsex-EuroX.
-Presentación de Medal Group S.R.L.
-Sensaciones Collection editaba títulos XXX que eran del sello Threemark Entertainment Group S.R.L. (escrito erróneamente en esta presentación como Trimark).
-Secuencia de cuadros en la presentación de Lax Video (que era distribuido por Tauro Video).
-Secuencia de cuadros en la presentación de Ulises Video Home.
-Secuencia de cuadros en la presentación de TVC Internacional Video S.R.L.
-Secuencia de cuadros en la presentación de Red Light Home Video.
-Secuencia de cuadros en la presentación de America Video Films S.A. - Kid Video.
-Secuencia de cuadros en la presentación de V.E.A. Toons (división de Video Editores Asociados).
-Secuencia de cuadros en la presentación de Tiempo Video Producciones S.A.
-Presentación de SER Producciones Video Home (Sisadi S.R.L.).
-Secuencia de cuadros en la primera presentación de Hispanoamericana.
-Federal Home Video, el subsello de Hispanoamericana tuvo la misma presentación.
-Secuencia de cuadros en la presentación de Video World Producciones (Video Shop S.R.L).
-Secuencia de cuadros en la primera presentación de Intertve Video.
-Secuencia de cuadros en la presentación de la división erótica de Universal Video S.R.L.
-Secuencia de cuadros en la presentación de Sunset Video.
-Secuencia de cuadros en la presentación de Osiris Video Films.
-Secuencia de cuadros en la presentación de ZAR Video Home S.R.L.
-Secuencia de cuadros en la presentación de Eroticon Hot Video.
-Secuencia de cuadros en la segunda etapa de Tauro Video.


-Institucional de AVH que promocionaba en el invierno de 1997 la participación de un sorteo para quienes alquilaran la línea de títulos de la videoeditora que trajeran la etiqueta de “AVH Premium”.

-Vieja cinta de AVH con las ventanitas azules grabadas con el logo de la empresa como garantía de copia original y VHS de Rambo, película número 14 del sello Legal Video.

-Primera presentación de la marca CBS/FOX Video en USA; en Argentina Legal Video hizo una propia para su propia línea independiente donde tenía más peso que un subsello y en esos casos no se colocaba la de Legal.


Luego se sincronizar los subtítulos se colocaba la cinta ya terminada en un magnetoscopio de U-Matic que estaba conectado a una serie de racks de VHS para hacer el repicado en varias copias en una sola pasada, las cintas vacías de VHS se colocaban en los racks (tantos como los que se podían tener que en general ocupaban una habitación grande) y desde la consola se les daba la orden de grabar en forma simultánea la película que se encontraba en el máster, una vez terminado el proceso se sacaban las cintas grabadas y se colocaban otras vacías y se repetía el procedimiento hasta completar la cantidad deseada (vuelvo a recordar aquí que el U-Matic y el VHS grababan helicoidalmente la cintas).

-Algunos VHS marca Teltron venían con un sello de “Professional Broadcast” que indicaba la utilización de un modelo pro de cinta para hacer la grabación de la película.

-Etiquetas de los sellos Pentavisión y Argentina Sono Film Video (Pentha Group S.A.)

Luego se le colocaban las etiquetas autoadhesivas hechas en la misma imprenta de la editora (o también tercerizada si era el caso); para el diseño de las carátulas se recurría a las técnicas de diagramación como sucedía con los afiches publicitarios, incluso recurriendo a los posters locales para usar como portada o “collages” si no había suficiente material fotográfico.
Finalmente una vez hecho esto se guardaban las cintas de vhs en la caja slipcase o cardboard (la caja común de cartón que igualmente se imprimían) o en cajas clamshell (las plásticas surgidas originalmente para el alquiler que compraban en grandes cantidades) con la carátula impresa y confeccionada también por la videoeditora. Vale resaltar que los sellos no utilizaban cassettes VHS ordinarios que comprábamos la gente común como nosotros que traían 240/250 líneas de resolución, sino las de alta calidad en 250 líneas Pro o Master con duración de la cinta en algunos casos hecha a pedido por el propio sello, realizadas especialmente por los fabricantes del formato como LCH, Best Video Cassette (B.V.C.) y Radiocom por nombrar algunas importantes; el hecho de ser grabadas en aparatos profesionales aseguraba la máxima calidad en imagen y sonido que este formato de ½ pulgada te podía ofrecer.

-Secuencia de cuadros de la publicidad de la década del 80 sobre las cintas de VHS L.C.H.


Ahora si ya la empresa tiene el título terminado, le toca distribuirla a todos los videoclubes el país, si se trata de los sellos grandes lo hacen por su cuenta contactándose con los dueños de los negocios y vendiéndoles un “paquete” de varias películas; la persona recibe un catálogo y por lo general una carátula de muestra (del mismo tamaño e impresión que un original) dentro de un folio que servía para promocionar la película a adquirir, además de posters que aún hoy en día se utilizan para colocarse en los vidrios de los negocios. Si se trataba de una videoeditora pequeña que no podía por infraestructura colocar su material por todo el país, otra empresa que funcionaba como distribuidor exclusivo de sellos para videoclubes le hacía ese trabajo a cambio de un porcentaje de ganancia con el material vendido. Los dueños de los videoclubes tienen que ganar también dinero ya que por cada película que compran en VHS o DVD siempre la han pagado a un costo que triplica su valor de mercado, esto se hace de esta forma debido a que los videoclubes al alquilar la película continuamente perciben una mayor ganancia por la cinta pero que en ciertos casos los estrenos taquilleros son los que “bancan” a las que no generan tanta utilidad y que vinieron en el “paquete”; aunque siempre en el caso de los VHS y DVD las editoras hacen descuentos por cantidad de copias adquiridas, mínimo un 5% del total de la venta (la verdad se matan).

-Carátula promocional de Legal Video con el sello “Material de publicidad sin valor comercial”.

-Publicidad de Ledafilms sumándose a la celebración de los 40 años de la televisión argentina en 1991.

Es de esta manera entonces como se llevaba adelante todo el proceso desde que un sello conseguía la película en fílmico (u otro soporte) hasta que salía editada en un video hogareño; espero que haya sido útil para los que estaban interesados en conocer esto y que lo hayan disfrutado como yo al escribirlo. Hoy en día con el DVD y el Blu-ray en marcha el procedimiento obvio que no es este pero el VHS es un formato que a mí me trae muchos recuerdos y no dejo de pensar en todas las alegrías que me dio y me seguirá dando porque todavía no lo jubilé, pero que seguro les habrá pasado lo mismo a ustedes en su momento.


Bueno, por fin volvieron los informes!!, para el mes que viene toca el de los Full Moon Toys y otra película. Quiero agradecer de paso a todos los nuevos seguidores del blog por sumarse, me pone contento que la página siga recibiendo tanto apoyo y lo mismo para el perfil del Facebook que día a día suma nuevos amigos.

Nos reencontramos el mes que viene!
Federico

13 comentarios:

  1. Gracias Federico por esta valiosa lección de historia en lo audiovisual! De hecho yo mismo conservo aqui al lado de la compu un JVC INTELLIGENT 6 Head. Con el mismo actualmente recupero al digital valiosos recuerdos caseros y uno que otro momento tv grabado en VHS.
    Un saludo desde Costa Rica, siga adelante con su blog!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Richard por los elogios y saludos para toda Costa Rica.

    ResponderEliminar
  3. Mi pregunta obvia sería: ¿Como es que sabés todo esto? ¡Que envidia! jajaja - Y después dicen que YO se XP.

    Sld2!

    ResponderEliminar
  4. es el de visitar muchos videoclubes y lugares de compra-venta de VHS, algunas pág. de internet, etc. tampoco es el GRAN conocimiento jaja

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo un videoclub cerca de casa, y siempre tuve la fantasía de entrar y comprarme los VHS a 5 mangos cada uno jajajaja - Tiene una colección barbara, pero el tipo es bastante ortiva... asi que nunca pude hablarle demasiado jajaja!

    Para mi si es gran conocimiento ;)

    ResponderEliminar
  6. jajaja!, si vas a algunos locales de la calle junin podes comprar vhs a bajo precio si te interesa, por el conocimiento es mas que nada el interes de curioso que soy en saber como funcionan las cosas pero creo que es cierto que no todos los tipos de los videoclubes te cuentan algo, es como un ghetto misterioso jaja...

    ResponderEliminar
  7. esto si es gran conosimiento y puro, q beuno q simpe ay jente investigadora para no ir dejando loq era el pasado do nuestra tecnologia. simpre es util conoser el pasado de la tecnologia para saber como esq funsonaba y se le asia en algunas cosas, sobre todo q aora es muy fasil aser cualkier cosas con eso de lo digital. grax pro la informacion. me ayudaste a realizar mi tarea de comunicacion. XD

    ResponderEliminar
  8. De nada, para mi era un tema indispensable para hacer en el blog. Me gusta que comenten sobre los informes

    ResponderEliminar
  9. Mi papá quién trabajo en este rubro, esta mencionado en esta fabulosa recopilación acerca del vídeo. Felicito al creador por parte mía y de mi padre (Hector G. Otturi)

    ResponderEliminar
  10. Gracias Octavio por el elogio de mi nota!! La verdad me hubiera gustado poner más cosas del sello American o Vestal pero es todo lo que sé, seguro tu padre (a quién le mando un saludo y abrazo) tendrá miles de anécdotas cuando tenía la videoeditora. Cualquier cosa estoy en el Facebook. Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola, Federico, yo trabajé en la empresa de Héctor Otturi. Y estoy relacionada con alguien que trabajó en Video Movie, otra editora de videos de ese entonces. Muy bueno este sitio para la nostalgia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana, me alegró mucho que alguien que trabajó en la industria del video le haya gustado la nota, espero que hayas leído la versión ampliada y corregida. Si tenes tiempo buscame en facebook o en mi mail para contarme anécdotas sobre la editora de Otturi, sería un placer. Besos y abrazos!! :)

      Eliminar
  12. Acabo de hacer una extensa actualización de este gran informe con muchísimos datos inéditos, que lo disfruten!!! :)

    ResponderEliminar